Síntomas de una infección renal durante el embarazo

Escrito por amy rozanski-harlach | Traducido por blas isaguirres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Síntomas de una infección renal durante el embarazo
Si se deja sin tratar, una infección renal puede causar insuficiencia renal e incluso la muerte. (Raw beef kidney image by Elzbieta Sekowska from Fotolia.com)

Las infecciones renales pueden convertirse en una condición muy grave, sobre todo en las mujeres embarazadas. El embarazo puede hacer que las mujeres sean más susceptibles a las infecciones renales, poniéndose ellas y al bebé en riesgo. Si se deja sin tratar, una infección renal puede causar insuficiencia renal e incluso la muerte.

Otras personas están leyendo

Primeros signos

Los primeros síntomas de una infección renal aparecen con bastante rapidez. Fiebre, dolor, escalofríos, vómitos, necesidad constante de orinar, dolor al orinar o sangre en la orina son los primeros indicios de una infección renal.

Dolor de espalda

Las mujeres embarazadas a menudo sufren de dolor de espalda, especialmente cuando los ligamentos se estiran para dar cabida a un bebé en crecimiento. Este dolor a veces puede ser muy intenso. Sin embargo, esto no debe confundirse con el dolor en la zona inferior de la espalda que es causado por una infección renal. El dolor por infección renal se produce en torno a la zona de la cintura y es a menudo punzante o se siente como explosiones cortas de dolor que pueden inmovilizarte. El dolor del ligamento redondo es a menudo constante y se siente como un tipo de dolor punzante muy similar a un tirón muscular.

Orina

Las mujeres embarazadas suelen sufrir de infecciones por hongos o infecciones del tracto urinario más frecuentemente que las mujeres no embarazadas, lo que resulta en dificultad o incomodidad al orinar. Estas infecciones son molestas e incómodas pero las infecciones renales normalmente provocan síntomas mucho más severos. Fuerte dolor o malestar son síntomas de una infección renal.

Agotamiento

Casi todas las mujeres embarazadas experimentan esto. La fatiga es muy común tanto en el primer y tercer trimestre o durante el embarazo. El agotamiento extremo asociado con una infección renal tendrá un inicio aleatorio, será lo suficientemente grave como para evitar que vivas con normalidad y con frecuencia se acompaña con fiebre.

Comparación con otros síntomas de embarazo

Ciertos síntomas normales del embarazo a veces pueden enmascarar una infección renal subyacente. Una mujer embarazada suele orinar con más frecuencia de lo normal y experimenta dolor de espalda a menudo. Sin embargo, si cualquiera de estos síntomas parecen ser más graves de lo normal, son intolerables o cambian la forma en que se presentan (si normalmente se producen en ciertos momentos durante el día, pero se están produciendo constantemente) es importante no pasarlos por alto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles