Síntomas de inhalación de gas propano

Escrito por alex saez | Traducido por carlos f. fava
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Síntomas de inhalación de gas propano
El propano es una fuente útil de combustible, pero también es peligroso para la salud. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El propano es un gas muy versátil que se utiliza para cocinar, calefaccionar, e inclusive como combustible para automóviles. Sin embargo, la intoxicación con propano es un serio riesgo para la salud. Si es inhalado, este gas puede causar varios síntomas de forma inmediata y causar daños permanentes. Si estás utilizando propano, conocer los síntomas de su inhalación puede ayudarte a advertir un escape.

Otras personas están leyendo

Propano

El gas propano se transporta en forma líquida o gaseosa dentro de contenedores sellados. Es el gas líquido derivado del petroleo más común que existe, y llega a cubrir el 4 por ciento de la demanda energética de los Estados Unidos. Cuando se utiliza, el propano se libera de su contenedor en forma de gas, y se lo quema como combustible para varias aplicaciones. Debido a que no posee un olor propio, se le añade un olor artificial para poder advertir a las personas cuando se producen fugas.

Síntomas de intoxicación

La inhalación del propano es extremadamente peligrosa. Cuando se respira este gas, los síntomas pueden variar de forma considerable. Si te encuentras cerca de una fuente de propano, presta atención a cualquiera de estos signos: mareo, tos, nauseas, vómitos, irritación de la piel, fiebre, nerviosismo, palpitaciones irregulares, dolor o entumecimiento en las extremidades y sensación de debilidad.

Primeros auxilios

Si tú, o alguna otra persona, muestran síntomas de envenenamiento por propano, busca asistencia médica de forma inmediata. En caso de inhalación, muévete hacia un lugar con aire fresco inmediatamente y aguarda un mejoramiento de los síntomas. Si no hay un mejoramiento rápido, llama al servicio de emergencia. Si el gas ha entrado en contacto con los ojos o la piel, lávalos con abundante agua durante quince minutos o más. Si el gas ha sido ingerido, debes tomar inmediatamente agua o leche, a menos que existan síntomas como vómitos, convulsiones o cualquier otra cosa que haga difícil tragar. No induzcas el vómito, a menos que un especialista de la salud o un centro de atención a personas envenenadas te indique lo contrario.

Tratamiento

El tratamiento varía según la severidad de la exposición al gas y el tiempo que haya tardado la víctima en recibir asistencia médica. Una pequeña intoxicación puede causar problemas menores como dolor de cabeza. Sin embargo, una exposición prolongada puede llevar a un coma, un paro cardíaco o la muerte. Una vez en el hospital, se medirán los signos vitales del paciente y, de ser necesario, se le administrará oxígeno. Un análisis de la sangre revelará con mayor precisión la severidad del envenenamiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles