Síntomas iniciales de la artritis de cadera

Escrito por jason medina | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Síntomas iniciales de la artritis de cadera
Una cadera en las etapas iniciales de la artritis puede presentar dolor después de un ejercicio intenso. (hip replacement image by JASON WINTER from Fotolia.com)

La artritis de cadera es una de las formas más comunes y potencialmente debilitantes de la osteoartritis, una forma de artritis de desgaste y desgarro que afecta principalmente a las articulaciones que soportan el peso del cuerpo humano. En sus formas más leves, la artritis de cadera sólo puede causar síntomas fugaces, apenas reconocibles. Lo que sigue es una breve lista de los síntomas más comunes de las primeras etapas de la artritis de cadera.

Otras personas están leyendo

Rigidez de la cadera

La artritis de la cadera, o artrosis de cadera, es un trastorno lento y progresivo que erosiona y destruye el cartílago articular que recubre la articulación de la cadera. A medida que el cartílago se erosiona lentamente, la articulación de la cadera pierde su flexibilidad natural y la facilidad de movimiento. La rigidez de cadera es a menudo el primer síntoma de una cadera en las etapas iniciales de la artritis. Normalmente, más pronunciada en la mañana o después de un largo período de inactividad, la rigidez de la cadera a menudo suele ser el único signo de una cadera con evidencia radiográfica de artritis de cadera, sobre todo en las primeras etapas, antes de extenderse al cartílago y que se produzcan daños en las articulaciones de la cadera. La rigidez de cadera, por lo general, disminuye después de un corto período de movimiento de cadera o de ejercicio suave.

Dolor de cadera después de un esfuerzo

En las primeras etapas de la artritis de cadera, el dolor de cadera que se experimenta después de la actividad física extenuante, especialmente cuando son actividades de alto impacto, como trotar, correr o caminatas extensas, es muchas veces el único síntoma observable. Es muy común que una cadera afectada por la artritis comience a arder o a causar dolor cuando se ha usado en exceso o sobrecargado, y sólo se alivia su dolor después de un corto período de descanso. En contraste con las caderas con artritis más avanzada, en donde las caderas veces duelen y se resienten, incluso después de largos períodos de descanso, las caderas afectadas con artritis más leve que pueden llegar a doler durante el ejercicio responden rápida y positivamente a breves períodos de inactividad y descanso. Junto con la rigidez de la cadera, el dolor relacionado con el ejercicio es uno de los primeros síntomas de una cadera en las etapas iniciales de la artritis.

Debilidad de cadera

Es común en una cadera con artritis, incluso una con una forma leve de artritis, presentar debilidad muscular. Como la capa de cartílago de protección que cubre la articulación de la cadera comienza a desgastarse, pequeños cambios comienzan a ocurrir dentro de la cápsula articular y en los tejidos blandos circundantes. La inflamación y el espasmo de los tejidos blandos sobre la articulación de la cadera se traducen en una función muscular reducida de cadera y de piernas, una condición que ocasiona una ligera pérdida de la fuerza muscular y la acción, tanto en los músculos alrededor de la articulación de la cadera como en los músculos de la parte baja de la pierna. Este tipo de inflamación suele causar compresión de la raíz nerviosa de los nervios que rodean la articulación de la cadera, lo que causa aún más debilidad en la cadera y en el músculo de la pierna.

Falta de flexibilidad de la cadera

La flexibilidad de la cadera, que se mide por la distancia en que la rodilla puede ser llevada hacia el pecho, a menudo es uno de los primeros movimientos de la cadera que se ven afectados por las etapas tempranas de la artritis de cadera. Esta falta de flexibilidad de la cadera, que se nota a menudo cuando una persona experimenta un poco de problemas para ponerse los calcetines, es causada por la irritación de la mucosa de la articulación de la cadera que se produce por la erosión del cartílago articular. Como el cartílago que rodea la cavidad de la cadera se erosiona, la bola de la articulación de la cadera, o la cabeza femoral, pierde su capacidad natural para girar y flexionar suavemente y sin esfuerzo, lo que puede provocar, entre otras cosas, una pérdida de flexibilidad de la cadera.

Pérdida de rotación interna de la cadera

La rotación interna de la cadera, que es la capacidad de la articulación de la cadera para girar hacia el interior y hacia la ingle, normalmente se ve reducida significativamente en una cadera afligida con artritis. Es común que las caderas con grados graves de artritis no experimenten rotación interna alguna. En las caderas en las etapas iniciales de la artritis, la rotación interna de la cadera se limita normalmente pero no se pierde totalmente. Tal como en el caso de la pérdida de flexibilidad de la cadera en una cadera con artritis, la pérdida de la rotación interna es causada principalmente por la degradación del cartílago alrededor de la cabeza femoral, una degradación que limita la capacidad de la bola de la cadera para rotar completamente. Además, los espolones óseos, que muchas veces se forman alrededor de una articulación de cadera artrítica, reducen aún más el movimiento, incluyendo el de rotación interna, y pueden ser signos del avance de la artritis de cadera.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles