Síntomas de una ITU causada por la E. coli

Escrito por heather gloria | Traducido por carlos m. báez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Síntomas de una ITU causada por la E. coli
La Escherichia coli es el patógeno más común en infecciones del tracto urinario. (Spike Mafford/Photodisc/Getty Images)

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (del inglés, National Institutes of Health), la Escherichia coli (E. coli) es el patógeno más común en infecciones del tracto urinario (ITU), adquiridas tanto en la comunidad como en los hospitales, y comprende el 95 por ciento de los casos. Al contrario de muchos otros microorganismos implicados con las ITU, la E. coli crece rápidamente y se adapta a diferentes lugares del cuerpo. Si presentas síntomas de ITU, visita a tu doctor tan pronto como sea posible.

Otras personas están leyendo

Signos y síntomas de la ITU

El síntomas más común de la ITU por E. coli es la disuria, un dolor o sensación de quemazón cuando orinas, las cuál resulta cuando la orina atraviesa la uretra inflamada e infectada. Otros dos síntomas, urgencia y frecuencia de orinar, son signos de que la infección ha ascendido a la vejiga. La infección causa que el músculo liso que bordea a la vejiga se contraiga con mayor fuerza y frecuencia de lo normal, lo que experimentas como un aumento de la urgencia y frecuencia. En conjunto, la presencia de estos tres síntomas indican una ITU en el 75 por ciento de las personas.

Otros signos de ITU incluyen sangre en la orina, color anormal, mal olor u orina turbia o con partículas. Se pueden observar pequeñas cantidades de sangre cuando la irritación produce una erosión superficial en la uretra o vejiga. La sangre puede ser identificada con facilidad o puede presentarse como coágulos o como un tinte rosado. La orina con tono verdoso señala la presencia de pus en la orina (piuria). La orina con mal olor y turbia es evidencia de una infección del tracto urinario avanzada.

Agudeza y evolución

En cierta medida, los síntomas de la ITU son proporcionales a la velocidad del crecimiento bacteriano. A diferencia de otros uropatógenos como la clamidia y el micoplasma, la E. coli crece rápidamente. Los pacientes con infecciones por E. coli normalmente describen un comienzo abrupto de los síntomas y un rápido aumento en su intensidad. Las ITU que parecen desarrollarse a lo largo de algunas semanas, que aparecen al principio con flujo penil o uretral, o que se presentan sin frecuencia o urgencia de orinar son generalmente causadas por otros microorganismos.

Las bacterias frecuentemente exhiben una preferencia o "tropismo" por tipos específicos de tejidos. Por ejemplo, la clamidia y el micoplasma normalmente están confinadas a la uretra y al tracto reproductivo. La E. coli, en cambio, no discrimina; puede afectar a la uretra, la vejiga, los riñones, y al torrente sanguíneo. Si presentas síntomas de ITU, llama inmediatamente a tu doctor o visita a un centro de salud de urgencias.

Cuando deberías ir al Departamento de Emergencias

Si experimentas fiebre, resfrío, dolor de espalda o en los costados, dolor suprapúbico o nausea y vómito, deberás ir a la sala de emergencias. En casos inusuales, las infecciones del tracto urinario por E. coli ascienden a los riñones, una afección denominada pielonefritis, la cuál puede resultar en el daño permanente de los riñones. La infección también se puede extender al resto del torrente sanguíneo y causar una afección extremadamente peligrosa denominada sepsis por gram negativas. Si eres mayor de edad e inmunosuprimido por afecciones como cáncer o VIH o sufres de múltiples problemas médicos, es probable que tengas más riesgo de desarrollar pielonefritis y sepsis.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles