Síntomas de una lesión de nervio ciático

Escrito por annie wang | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
Síntomas de una lesión de nervio ciático

Neuronas image by gerardo rodriguez pa from Fotolia.com

Comúnmente llamado "ciático", el daño al nervio sacro es una dolencia tratable y prevenible. La región sacra está localizada en la parte final de la espina dorsal, entre el quinto segmento lumbar y el hueso de la cola o cóccix. El sacro es un canal que tiene cuatro aperturas a través de las cuales pasan los vasos sanguíneos y los nervios. Una seria caída o accidente que resulte en una fractura, una histerectomía, una cirugía, parto, osteoporosis o artritis reumatoide pueden provocar daño a los nervios sacros, resultando en síntomas serios.

Otras personas están leyendo

Dolor

Un dolor punzante, ardiente o latente puede ocurrir cuando los nervios sacros están dañados. Este dolor, en ocasiones, ocurre solo en un lado del cuerpo. El daño a los nervios sacros puede provocar un dolor que va desde la nalga hasta el muslo. Para algunos, el dolor es constante, pero para otros, les viene y les va. El dolor puede agravarse por períodos prolongados al permanecer parados o sentados.

Debilidad y adormecimiento muscular

Si tienes el nervio sacro dañado, puedes experimentar debilidad en tu pierna y/o en el pie. Puedes sentir falta de fuerza en los músculos e incluso adormecimiento. Es posible tener una combinación de debilidad y adormecimiento en una pierna, donde una parte de tu pierna se siente débil y otra parte se siente con hormigueo, como dormida.

Incontinencia

El daño al nervio sacro puede generar una falta de control de la vejiga o del intestino. Comúnmente llamado el síndrome Cauda Equina, este es un síntoma que requiere atención médica. La compresión o inflamación de las raíces del nervio pueden provocar la pérdida del control de la orina, movimientos intestinales o la necesidad constante de orinar.

Prevención

Puedes prevenir el daño o la reaparición del daño al nervio sacro, ejercitándote regularmente para mejorar, sobretodo, la salud física. Teniendo una buena postura cuando estás parado o sentado es vital para prevenir todo tipo de dolores en la espina dorsal, incluyendo la ciática. Seleccionar un colchón de alta calidad también ayudará porque éste soportará adecuadamente y alineará tu espina dorsal.

Tratamiento

Existen muchas maneras para el tratamiento del daño al nervio sacro, dependiendo en la raíz del problema. La terapia física puede ayudar a rehabilitar la espalda y las piernas e inclusive, prevenir futuras reapariciones. Medicación antiinflamatoria o relajantes musculares pueden también prescribirse para ayudar a las personas a controlar el dolor. Inyecciones de esteroides epidurales pueden ayudar a eliminar la inflamación del daño de los nervios sacros y proveer alivio pasajero. Para debilidad constante, dolor o incontinencia, la cirugía es necesaria.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2016 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media