Síntomas de la leucemia monocítica

Escrito por lauren fitzpatrick | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Síntomas de la leucemia monocítica
(Image by Flickr.com, courtesy of Jenny Mealing)

Alguien que experimenta los signos y síntomas de la leucemia monocítica aguda debe consultar a un médico para un diagnóstico profesional. Las causas de la enfermedad son desconocidas, aunque que se cree que algunos productos químicos, drogas y la radiación juegan un papel importante, junto con los problemas genéticos. El tratamiento puede ser doloroso y agotador, pero los pacientes con este tipo de leucemia con frecuencia entran en remisión. Desafortunadamente, el cáncer tiende a volver después de dos años de ser diagnosticado.

Otras personas están leyendo

Características

La leucemia monocítica aguda es una subcategoría de la condición más amplia de leucemia mieloide aguda (LMA), un cáncer de glóbulos blancos en la médula ósea. La LMA es el tipo más común de leucemia en adultos, lo que representa el 80 por ciento de los casos. La leucemia monocítica se caracteriza específicamente por una sobreproducción de glóbulos blancos llamados monocitos y monoblastos, células que combaten las infecciones en el cuerpo. Entre el 5 al 10 por ciento de los casos de LMA son de monocítica.

Síntomas

Los síntomas de la leucemia monocítica pueden incluir sangrado de la nariz o encías, hematomas, fatiga, fiebre, pérdida inexplicable de peso, períodos menstruales anormales, dolor de huesos o erupciones en la piel. Estos síntomas se pueden atribuir a la falta de plaquetas, dando lugar a sangrado, hematomas y un bajo número de glóbulos rojos, lo que provoca que el paciente se sienta cansado y se vea pálido. Una persona con bajo nivel de glóbulos blancos tiene más riesgo de infección y puede experimentar falta de aire, dolor al orinar, tos o diarrea.

Marco de tiempo

Según el Centro Médico de la Universidad de California, la LMA por lo general se desarrolla repentinamente, en pocos días o semanas. No es común que un paciente esté enfermo durante meses antes de desarrollar la LMA. Las personas se enferman debido a que la leucemia interrumpe la función normal de la médula ósea, reemplazando y eliminando las células de médula ósea sanas. Los síntomas de la LMA pueden ser similares a otras enfermedades, como el resfriado o la gripe y tal vez no sea detectada de inmediato.

Diagnóstico

Los pacientes deben someterse a un examen físico administrado por un médico para diagnosticar la leucemia monocítica. El médico observará si hay inflamación en áreas como el hígado, ingle y ganglios linfáticos. También, es necesario realizar un conteo sanguíneo completo para medir la cantidad de glóbulos rojos y blancos que están presentes en la sangre. Solo un hematólogo u oncólogo puede identificar el tipo específico de leucemia. Luego, se lleva a cabo una biopsia de médula ósea y se examinan las muestras con un microscopio.

Solución

Si los síntomas del paciente conducen a un diagnóstico de LMA, el tratamiento debe iniciarse tan pronto como sea posible. El tratamiento tiene dos etapas, quimioterapia de inducción y de consolidación. La quimioterapia de inducción dura aproximadamente cinco semanas, durante las cuales el paciente permanecerá en un hospital y recibirá medicamentos especiales para eliminar las células de leucemia del cuerpo. Una vez que se logra una remisión completa (cuando se eliminan todas las células de la leucemia), se inicia la fase dos un mes después. La quimioterapia de consolidación es similar a la de inducción y su objetivo es destruir cualquier leucemia residual.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles