Síntomas de Plasmodium falciparum

Escrito por mitchell land | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Síntomas de Plasmodium falciparum
La malaria es transmitida por mosquitos del género Anopheles. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Plasmodium falciparum es una de las cuatro especies de parásitos que causan la malaria. Las infecciones de P. falciparum son responsables de la mayoría de las muertes por malaria y pueden tener complicaciones severas si no se tratan. Los síntomas de la infección con esta especie en particular muestran las características generales de la malaria, pero son más violentas y progresan rápidamente.

Otras personas están leyendo

Infección

La infección de la malaria es causada por protozoos agentes biológicos patógenos pertenecientes al género Plasmodium. De las 170 especies de este género, cuatro causan la malaria en humanos. La enfermedad es transmitida por mosquitos del género Anopheles. Cuando un mosquito ingiere sangre de un humano infectado, los parásitos gametocitos se diferencian y comienzan a producir esporozoitos en en un quiste alojado en las paredes del intestino. Las rupturas de los quistes y los esporozoitos migran a las glándulas salivales y se transmiten a otro huésped humano. Los esporozoitos viajan por el hígado y completan una fase de multiplicación. En el hígado, una célula de P. falciparum puede producir 30,000 merozoitos que circularán por el torrente sanguíneo.

Evolución de los síntomas

En los casos de P. falciparum, el comienzo de los síntomas de malaria se sienten de 6 a 14 días después de la infección; no obstante, la medicación preventiva puede retrasar el inicio de los síntomas y en algunos casos permanecer latente durante años. Los síntomas de P. falciparum se desarrollan dentro de los tres meses de producida la infección. Los parásitos se alimentan y multiplican en los glóbulos rojos, haciendo que estos estallen y liberen más parásitos en el torrente sanguíneo. Cuando se infectan más células y causan ciclos de eclosiones similares, producen ataques recurrentes. Estos ataques se caracterizan por períodos de temblores, fiebre y sudor. Otros síntomas incluyen anemia, debilidad general, náuseas, vómitos y diarrea. El P. falciparum puede infectar los glóbulos rojos en todas sus etapas de desarrollo, creando altos niveles de parásitos en la sangre, y produciendo fiebre recurrente cada 36 a 48 horas.

Complicaciones

La infección severa de P. falciparum puede causar conmoción, hemorragias, fallas renales o hepáticas y la muerte. Los probables síntomas incluyen anemia severa, anormalidades en la sangre, colapso cardiovascular, presencia de hemoglobina en la orina y aparición de líquido en los pulmones. Las personas infectadas también pueden experimentar agrandamiento del hígado o el bazo e ictericia moderada. Esta especie también puede causar malaria cerebral , que causa ataques de apoplejía, comportamiento anormal y coma. la malaria cerebral puede producir problemas neurológicos después de la recuperación, como parálisis, ceguera y dificultades de movimiento.

Tratamiento

La malaria es tratable y el tratamiento es más efectivo cuando se administra en las primeras etapas de la infección. La malaria sin complicaciones puede tratarse de forma oral, pero los casos severos requieres internación y tratamiento intravenoso e intramuscular. Las medicinas utilizadas para tratar la malaria incluyen cloroquina, sulfadoxina-pirimetamina, quinina, melfoquina y amodiaquina. Se pueden tomar drogas contra la malaria de forma preventiva si se va a viajar a una zona donde es posible infectarse. Estas medicinas deben tomarse en un tratamiento e inhiben el desarrollo del parásito, prolongando el período latente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles