Los síntomas postoperatorios después de una adenoidectomía

Escrito por rae uddin | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los síntomas postoperatorios después de una adenoidectomía
Los síntomas postoperatorios después de una adenoidectomía. (Sick Child image by Mat Hayward from Fotolia.com)

Las glándulas adenoides son una pequeña masa de tejido que se ubican a lo largo de la garganta en la parte posterior de la nariz. Estas glándulas son parte del sistema linfático y ayudan a filtrar las sustancias patógenas fuera del cuerpo. Los niños que tienen infecciones crónicas en los oídos o dificultad para respirar debido al agrandamiento de las glándulas adenoides pueden experimentar el alivio de estas condiciones después de la extirpación quirúrgica de éstas. Este procedimiento, que se denomina adenoidectomía, se puede presentar junto con la extirpación quirúrgica de las amígdalas. Los padres o tutores deben hablar con un médico acerca de los síntomas postoperatorios después de una adenoidectomía antes de que su hijo se someta a este procedimiento.

Otras personas están leyendo

El ronquido o la congestión nasal

Después de la cirugía, los pacientes pueden comenzar a roncar al dormir debido a una gran hinchazón en la parte posterior de la nariz y de la garganta, indica el Cincinnati Children's Hospital Medical Center. El drenaje o congestión nasal puede exacerbar los síntomas de ronquido en ciertos pacientes. Estos síntomas postoperatorios después de una adenoidectomía son temporales y, por lo general, se resuelven al cabo de dos semanas después de la cirugía.

Mal aliento

Unas pequeñas costras se formarán a través de la región de la piel donde las glándulas adenoides se han eliminado. Estas costras pueden hacer que los pacientes desarrollen aliento fétido y desagradable entre unos 10 a 14 días después de la cirugía, según el Cincinnati Children's Hospital Medical Center. Una vez que el área de la cirugía sane completamente y las costras se caigan, los síntomas de mal aliento se desplomarán.

Fiebre o dolor

Los pacientes pueden desarrollar una fiebre de bajo grado, o dolor de la garganta o de cabeza por varios días después de someterse a una adenoidectomía. Normalmente, estos síntomas postoperatorios después de la cirugía pueden ser controlados a través de un tratamiento con una medicación para el dolor, como el acetaminofeno. Una fiebre que supere los 102 grados Fahrenheit (38,88 ºC) puede ser un signo de infección y los pacientes afectados deben ser evaluados por un médico tan pronto como sea posible, advierte el Children's Memorial Hospital.

Náuseas o vómitos

Náuseas o vómitos pueden ocurrir como síntomas postoperatorios tras la extirpación de las glándulas adenoides. Estos síntomas son típicamente una consecuencia de la anestesia y desaparecen progresivamente en unas pocas horas después de la cirugía a medida que el medicamento se excreta del cuerpo. Los pacientes que experimentan náuseas o vómitos por más de 6 a 12 horas deben recibir atención adicional de un profesional médico, según el Children's Memorial Hospital. Además, los pacientes que noten sangre en su vómito deben buscar atención médica inmediata.

Dolor en el cuello o rigidez

Algunos pacientes pueden experimentar sensaciones de dolor en el cuello después de una adenoidectomía, informa Texas Pediatric Surgical Associates. El dolor de cuello puede contribuir a la rigidez de la nuca, lo que puede hacer que sea difícil para los pacientes poder voltear la cabeza con normalidad. Estos síntomas postoperatorios en el cuello después de una adenoidectomía son temporales y desaparecen a los pocos días de la cirugía.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles