Salud

Síntomas de quiste tiroideo

Escrito por barbara diggs | Traducido por maria gloria garcia menendez
Síntomas de quiste tiroideo

Síntomas de los quistes tiroideos.

medical image by mario beauregard from Fotolia.com

La tiroides es una glándula pequeña en forma de mariposa en la base de la garganta. Aunque es pequeña, su trabajo es enorme: regular y fabricar hormonas que controlan el crecimiento y el metabolismo. A veces, puede aparecer un crecimiento anormal en la tiroides. Un médico puede descubrirlo palpando con sus manos o una persona podría verlo cuando se mira en el espejo. Lo más probable es que este crecimiento sea un quiste. Según la Clínica Mayo, cerca de la mitad de todas las personas tienen un quiste en la tiroides (también llamado "nódulo en la tiroides"), aunque muchas personas nunca saben que está ahí.

Otras personas están leyendo

¿Qué es un quiste tiroideo?

Un quiste de la tiroides es un saco lleno de líquido que ha crecido sobre la tiroides. El quiste puede ser muy pequeño (menos de un mm de diámetro) o tan grandes que puede ser visibles a simple vista, apareciendo como un bulto en la garganta. Algunos quistes están completamente llenos de líquido ("quístico") y otros están compuestos de líquidos y sólidos ("complejos"). Si el quiste es grande y complejo, un médico podría querer hacer una biopsia a sus componentes para asegurarse de que no es canceroso.

Síntomas de un quiste pequeño

Las personas con quistes pequeños (tres mm o menores) sobre su tiroides generalmente no tienen ningún síntoma. La mayoría de estas personas no se darán cuenta de que tienen un quiste hasta que un médico lo descubre durante un examen.

Síntomas de quistes grandes

Las personas con quistes más grandes no necesariamente tienen síntomas, aunque pueden sentir o ver un bulto en la base de su garganta. Sin embargo, a veces las personas con quistes grandes pueden sentir que presiona contra su tráquea, tienen dolores en el cuello, tienen dificultad para tragar, o con menos frecuencia, tienen un cambio en el tono y la calidad de su voz, ya que presionan las cuerdas vocales. Los quistes raramente son cancerosos, pero los quistes malignos tienden a sentirse duros, crecen rápidamente y causan un cambio en tu voz más a menudo que los quistes benignos. Ocasionalmente los quistes grandes pueden afectar la función de la tiroides y hacer que produzcas en exceso o subproduzcas la hormona que estimula la tiroides (causando una tiroides, ya sea, hiperactiva o baja en actividad).

Factores y causas de riesgo

Nadie sabe a ciencia cierta lo que hace que se desarrollen los quistes de tiroides, sin embargo, se cree que los siguientes factores pueden tener alguna relación: la falta de yodo en la dieta, un trastorno autoinmune que provoca inflamación de la tiroides (enfermedad de Hashimoto), un defecto genético, la exposición a la radiación en la infancia. Además, eres más propenso a desarrollar un quiste de la tiroides si eres una mujer de más de 40 años o si uno de tus padres o hermanos tiene un quiste de la tiroides.

Diagnóstico

Si el quiste es grande, de rápido crecimiento, complejo o de lo contrario "sospechoso" tu médico tal vez quiera hacer una biopsia de aspiración con aguja fina (PAAF) para asegurarse de que no es canceroso. En este procedimiento de 20 minutos, el médico inserta una aguja muy fina en el nódulo y toma una muestra de sus componentes. La muestra se analizará en un laboratorio. Si los componentes están decididos a ser malignos o sospechosos, probablemente necesitarás cirugía para quitar el quiste y determinar el alcance de la malignidad. Tu médico también puede evaluar el nódulo a través de una ecografía o análisis de sangre para determinar si afecta, y/o el grado en que se está afectando la función de la tiroides. Estos métodos no determinan, sin embargo, si el quiste es maligno.

Tratamiento

Generalmente no hay ningún tratamiento para los quistes, especialmente si el quiste es pequeño y está lleno de líquido. Tu médico podría recomendarte visitas de seguimiento, sin embargo, para vigilar el crecimiento y la naturaleza del quiste, además de hacer el análisis periódico de sangre para asegurarse de que el quiste no afecta el funcionamiento de la tiroides. Alternativamente, puedes seguir un tratamiento de supresión con hormona tiroidea para reducir el tamaño del quiste (aunque a muchos médicos les parece innecesario, si el quiste es pequeño y está decidido a no ser maligno). Si el quiste está afectando el funcionamiento de la tiroides, es posible que se deba tomar yodo radiactivo durante unos meses. El yodo puede ayudar a reducir el tamaño de los nódulos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media