Síntomas de riego excesivo de hortensias

Escrito por tonya yirka | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Síntomas de riego excesivo de hortensias
Las hortensias pueden sufrir de un exceso de riego. (Michael Turek/Photodisc/Getty Images)

El riego excesivo de las hortensias, junto con el mal drenaje de la tierra, hace que el sistema de raíces se pudra. La pudrición de raíz por Phytophthora es la causa más común y, aunque esta enfermedad suele producirse en las hortensias de hojas de roble que crecen en contenedores, otras hortensias que crecen en paisajes y en macetas también la desarrollan. La pudrición de raíz por Phytophthora presenta seis síntomas principales.

Otras personas están leyendo

Marchitez

La marchitez en los días o tardes calurosas de verano es normal para las hortensias, no obstante, la marchitez repentina del follaje en uno o más brotes es el primer síntoma de enfermedad. Normalmente, a medida que el agua ingresa a la célula de una planta, la célula se expande pero la pared celular sólida no se expande con la misma rapidez, lo que hace que se acumule presión dentro de la célula. Esta presión produce la rigidez que sostiene a la planta en áreas como las hojas. A medida que las raíces de las hortensias comienzan a pudrirse, cada vez menos y menos agua es capaz de llegar a las hojas. La disminución de los fluidos significa que la planta no puede ejercer presión mecánica contra la pared celular, lo que hace que las hojas se "desinflen".

Amarilleo

Muchas cosas, incluyendo el regado en exceso, pueden provocar el amarilleo del follaje. Debido a que las deficiencias de nitrógeno y las de hierro hacen que las hojas viejas y nuevas se tornen amarillentas respectivamente, la incapacidad de las raíces de las hortensias para absorber estos nutrientes o transportarlos a las hojas hace que el follaje se vuelva amarillo.

Caída de las hojas

A pesar de que la caída de las hojas en el otoño es un proceso natural para las hortensias, la caída en cualquier otro momento luego de la marchitez o el amarilleo es signo de preocupación. Durante estos dos procesos las hojas se caen porque el tallo principal de la planta no recibe suficiente agua y nutrientes para las hojas. Luego de la marchitez o del amarilleo, la cantidad de agua y nutrientes siguen disminuyendo hasta que nada es capaz de llegar al tallo de la hoja y es en ese momento en que la hoja y el tallo de la hoja se secan, mueren y caen de la hortensia.

Hojas atrofiadas

Las hojas atrofiadas son signo de la pudrición de las raíces que invade lentamente al sistema de raíces y restringe el flujo de agua y nutrientes a las hojas. Disminuye la velocidad con la que crecen las hojas y las hojas maduras no llegan a alcanzar su tamaño normal.

Manchas o decoloración de las hojas

Cuando las hortensias se riegan en exceso, las hojas se manchan o se decoloran. El hongo de Phytophthora nicotiana invade la copa de la hortensia, el tejido de la planta debajo de la corteza se torna marrón y continua hasta el tallo más allá de la línea del suelo. Cuando el hongo llega a las hojas, éstas se manchan, se decoloran y los bordes se vuelven marrones y frágiles.

Raíces alimenticias marrones y quebradizas

Las raíces alimenticias comunes de las hortensias son de color blanco crudo y ligeramente flexibles. Cuando la hortensia se riega en exceso las raíces alimenticias se tornan marrones y quebradizas. Esta condición puede producirse en una parte o en la totalidad del sistema de raíces.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles