Salud

Síntomas de la tendinitis iliopsoas

Escrito por whitney arana | Traducido por florencia kushidonchi
Síntomas de la tendinitis iliopsoas

La tendinitis iliopsoas suele afectar a los atletas.

runner's legs image by jimcox40 from Fotolia.com

La tendinitis iliopsoas es la inflamación del tendón iliopsoas o de la zona que lo rodea. Mayormente suele afectar a los atletas, especialmente a los bailarines, corredores y vallistas, y el diagnóstico suele ser erróneo. La información a continuación te ayudará a decidir si puedes estar padeciendo tendinitis iliopsoas y, a su vez, si debes buscar atención médica.

Comienzo

La tendinitis iliopsoas tiene mayormente dos causas. La primera es un lesión aguda, la cual incluye una contracción rápida y extraña del músculo iliopsoas. La segunda versión es generada por el uso excesivo. Es decir, las flexiones reiteradas de la cadera, como en ciertas actividades atléticas, causan la irritación gradual de la zona.

Tipo de dolor

El síntoma principal de la tendinitis iliopsoas es el dolor que va aumentando sutilmente con el tiempo. El dolor se siente con profundidad en la ingle y se extiende alrededor de la parte frontal de la cadera y puede irradiarse hacia la rodilla. A veces, el dolor también se extiende hacia la parte baja de la espalda y los glúteos. La zona superior del muslo puede sentirse particularmente débil, especialmente al caminar o correr, lo cual resultará en una cojera. También puedes sentir rigidez en la ingle, la cadera e incluso en la rodilla. Algunos pacientes experimentan un chasquido cuando flexionan la cadera como resultado de que el tendón iliopsoas está atrapado en la pelvis.

Disparadores del dolor

Los síntomas de la tendinitis iliopsoas suelen exacerbarse luego del ejercicio extendido. Al principio, este dolor suele irse solo ni bien se interrumpe la actividad. Aunque después de lidiar con esto por un tiempo, el dolor se volverá cada vez más consistente y los disparadores incluirán desde ejercicios intensos hasta actividades simples, como levantarse de una silla o manejar.

Duración del dolor

Los síntomas pueden persistir por años antes de que los diagnostiquen o los traten. El tiempo promedio entre el comienzo y el diagnóstico es de entre 32 a 41 meses.

Tratamiento

Al igual que con cualquier lesión del tejido blando, es importante comenzar el programa R.I.C.E, por sus siglas en inglés (descanso, hielo, compresión y elevación), inmediatamente después del comienzo de los síntomas. El inicio rápido de este programa no sólo puede prevenir lesiones posteriores sino que también puede mejorar tus posibilidades de una recuperación rápida y completa. Aunque el reposo es extremadamente importante para tratar la tendinitis, no te excedas. Permanecer inactivo durante demasiado tiempo puede endurecer tus articulaciones. Cuando ya hayas hecho reposo unos días, también asegúrate de mover la zona con cuidado para conservar la flexibilidad. Las drogas antiinflamatorias no esteroides, como el ibuprofeno, la aspirina y el acetaminofeno pueden ayudan a disminuir la molestia, pero no deberías tomarlos durante largos períodos sin consultar con un médico. Si has intentado con estos remedios caseros y sigues sintiendo dolor, debes buscar atención médica.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media