¿Para qué sirven los electroimanes?

Escrito por adam cloe
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los electroimanes se aprovechan de la capacidad de las corrientes eléctricas para inducir un campo magnético. Al poder controlarlos más fácilmente que a los imanes ferrosos, los electroimanes permiten una manipulación rápida e incluso la posibilidad de apagar y encender un campo magnético. Los electroimanes se encuentran en todo tipo de tecnología, como motores, altavoces y sistemas de grabación.

Otras personas están leyendo

Efectos

El electroimán lo descubrió en 1820 el científico danés Hans Orsted, cuando este se dio cuenta de que las corrientes eléctricas pueden generar campos magnéticos. No se inventó formalmente hasta tres años más tarde, por William Sturgeon. El primer electroimán era un trozo de hierro con forma de herradura el cual se había envuelto con cobre 18 veces. Sturgeon demostró la fuerza de su invención levantando con él hasta 4 kg mediante el uso de una batería.

Una de las ventajas del electroimán es que el campo magnético se puede alterar mediante la manipulación de la corriente eléctrica que pasa a través del aparato. Cuando pasa la corriente, genera un campo magnético según la regla de la mano derecha, que se puede visualizar apuntando con el pulgar en la dirección de la corriente. Al cerrar los dedos restantes, indicarán la dirección del campo magnético.

¿Para qué sirven los electroimanes?

A menudo, para poder organizar y controlar el campo, el cable conductor se enrolla en una bobina. La bobina puede tener forma helicoidal (llamada solenoide) o doblarse hasta tener forma de donut, en la cual se juntan los dos extremos. Esta última forma se llama toroide. Cuando pasa la corriente eléctrica a través, unos elementos pequeños (llamados dominios magnéticos) presentes en el conductor se alinean con el campo generado, el cual se refuerza. A veces sucede en el material un reajuste permanente, debido a la retención en el núcleo de propiedades magnéticas.

Los electroimanes se definen a menudo por los materiales que contienen y las modificaciones especiales que necesitan para generar diferentes fuerzas. Muchos electroimanes aumentan al tener hierro u otros materiales naturalmente ferromagnéticos en el núcleo, lo cual genera una fuerza máxima de 1,6 teslas (la unidad científica de fuerza magnética) por unidad de área. En caso de que se necesiten campos mayores, las técnicas de electroimanes de campo elevado (las cuales usan electroimanes modificados) generan fuerzas incluso mayores.

Los electroimanes se encuentran generalmente en dispositivos eléctricos. Juegan un papel clave en motores y generadores, ya que usan la fuerza del campo magnético para generar energía y electricidad. También pueden usarse para producir sonido en timbres eléctricos y altavoces. Otro uso de los electroimanes es que posibilitan la grabación de material en casetes, cintas de vídeo y discos duros. Por último, los electroimanes de alta potencia pueden usarse en imaginología y en aceleradores de partículas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles