Sistemas de tratamiento de aguas pluviales

Escrito por becky chambers hennessy | Traducido por francisco roca
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Sistemas de tratamiento de aguas pluviales
Las aguas pluviales no se filtran en el suelo. (Stormwater can be polluted. Photo: U.S. Environmental Protection Agency)

Se califica como aguas pluviales a cualquier lluvia o deshielo que no sea capaz de filtrarse al suelo y en su lugar "se escape" por cunetas o alcantarillas y dentro de los ríos, bahías y otros cursos de agua. A medida que la escorrentía fluye sobre las superficies impermeables como los estacionamientos, calles y tejados, acumula sustancias químicas y otros contaminantes que pueden afectar negativamente a las vías fluviales. Aunque existen muchas tecnologías para tratar y controlar las descargas de aguas pluviales, los métodos más modernos se enfocan en la utilización de mejores prácticas administrativas (BMP por sus siglas en inglés), de acuerdo a la agencia de protección ambiental de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés).

Otras personas están leyendo

Una amenaza significativa

El incremento en la urbanización hace que la lluvia y la nieve derretida corran directamente por los desagües pluviales, zanjas y vías fluviales, sin beneficiarse de algún tratamiento. Y estas aguas pluviales, que probablemente han recogido bacterias, organismos patógenos y sustancias químicas, pueden presentar riesgos para la salud humana. Puede sonar como algo bueno hablar de aguas pluviales cargadas de nutrientes, pero no lo es: esto reduce los niveles de oxígeno disuelto, estimula el crecimiento de algas en lagos y ríos y aumenta la erosión y la sedimentación. Es una amenaza para la calidad de los hábitats acuáticos. Si a esto se añade el aumento del volumen de escurrimiento de agua, los sistemas de contención de aguas pluviales podrían ser fácilmente sobrepasados causando inundaciones y descargas de aguas residuales sin tratar. La contaminación de las aguas pluviales también amenaza la belleza de la navegación recreativa y del turismo.

Contaminantes de las aguas pluviales

Hay una gran cantidad de contaminantes dañinos en las aguas pluviales. Las sustancias relacionadas con las actividades urbanas incluyen a los metales pesados, el petróleo, los pesticidas y herbicidas, que las aguas pluviales arrastran de las calles, jardines y campos. Las aguas pluviales con frecuencia contienen nutrientes como el fósforo y el nitrógeno producidos por la jardinería, la agricultura y por las filtraciones sanitarias y de las fosas sépticas. Los sedimentos, que tienen la mayor carga de contaminantes y que a menudo se originan de las actividades de construcción, aumentan la turbidez del agua y dañan la vida acuática. Otros contaminantes incluyen bacterias y materia orgánica.

Fuentes "puntuales" y "no puntuales o difusas"

Existen diferentes normas que ayudan a controlar el escurrimiento de las aguas pluviales. Una se enfoca a las "fuentes no puntuales o difusas" (NPS por sus siglas en inglés) de contaminación, definida por la Ley Federal de Agua Limpia (CWA por sus siglas en inglés) como la contaminación del agua sin puntos de descarga bien definidos. Las agencias estatales y locales supervisan los programas de tratamiento y de control diseñados específicamente para la contaminación de fuentes imprecisas, incluyendo los escurrimientos urbanos. Las descargas de "fuentes puntuales" como las encontradas en plantas industriales y de tratamiento de aguas residuales, son supervisadas por el programa de permisos del sistema nacional de eliminación de descargas contaminantes (NPDES por sus siglas en inglés) bajo la Ley Federal de Agua Limpia. Existen programas para sitios específicos que están diseñados de acuerdo con los requerimientos regulatorios, para hacer frente a contaminantes y otros parámetros de interés.

Mejores prácticas administrativas

El cumplimiento de los programas de aguas pluviales del NPDES, estatal y local gira en torno al uso de las "mejores prácticas de manejo" (BMP) para manejar el volumen de escurrimiento de aguas pluviales y prevenir o reducir las emisiones de contaminantes. Los métodos de las BMP se dividen en categorías generales de tratamiento y control, así como medidas preventivas. Las tecnologías de tratamiento y control pueden reducir los niveles de aceite, sólidos en suspensión, metales disueltos y fósforo. El flujo de las aguas pluviales se captura y los contaminantes se eliminan a través de filtrado, infiltración, tanques de detención y otras técnicas. Estas medidas típicamente requieren de una operación a largo plazo y un compromiso de mantenimiento, de acuerdo con la División de Calidad del Agua de Carolina del Norte (DWQ por sus siglas en inglés).

Técnicas preventivas

Las medidas preventivas reducen los efectos negativos del escurrimiento de las aguas pluviales a través de técnicas de diseño, operación y administración que incluyen las prácticas de la administración del uso del suelo y prácticas de reducción de fuentes. Las prácticas de administración del uso del suelo se enfocan hacia la mejor forma de ubicar los usos del suelo dentro del sitio de un proyecto para evitar daños ambientales. Las prácticas de reducción de fuentes se centran en la localización de las fuentes de contaminación y la introducción de cambios de diseño y operación que reduzcan al mínimo o eliminen estas fuentes. Se considera generalmente que las medidas preventivas son más eficientes y rentables que las medidas de control, de acuerdo a la DWQ.

Educación pública

Uno de los BMP más eficaces consiste en educar a los ciudadanos acerca de la importancia en el manejo de las aguas pluviales y cómo prevenir que la contaminación entre a las vías fluviales. Por ejemplo la EPA recomienda que los establecimientos comerciales tapen y limpien los recipientes de almacenamiento de grasa para evitar filtraciones, y que las empresas de construcción instalen protecciones contra los sedimentos, cubiertas vegetales y otros controles para los sedimentos y la erosión, especialmente después de las tormentas. Las industrias de la agricultura, silvicultura y del automóvil se encuentran entre aquellos cuyas BMPs pueden ayudar a controlar significativamente el escurrimiento de aguas pluviales.

¿Qué puedes hacer?

Hay mil maneras en que los residentes pueden ayudar a reducir la escorrentía de aguas pluviales contaminadas. Evita verter productos para el hogar como insecticidas, pesticidas, pintura y aceite usado de motor, sobre el suelo o en los desagües pluviales. Dale un mantenimiento adecuado a tu vehículo para evitar fugas de aceite y de anticongelante. Usa fertilizantes y pesticidas sólo cuando sea necesario o busca soluciones no químicas. Deshiela tu entrada con arena en vez de sal y productos químicos. Pero no es menos importante que seas voluntario en los programas locales de manejo de aguas pluviales. Las iniciativas públicas incluyen la plantación en las riberas, la supervisión voluntaria, la evaluación de los drenajes pluviales y la limpieza de los torrentes de agua. Para obtener más información consulta el National Menu of Stormwater Best Management Practices (menú nacional de las mejores prácticas en el manejo de las aguas pluviales) en el sitio http://cfpub.epa.gov/npdes/stormwater/menuofbmps de la agencia de protección ambiental de los Estados Unidos (EPA por sus sigas en inglés).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles