DESCUBRIR
×
Loading ...

Las sobras del día de Acción de Gracias que puedes darle a tu mascota (y cuáles no)

Actualizado 21 noviembre, 2016

La cena de Acción de Gracias es como el inicio de la temporada de las fiestas. Estas se centran en la familia, la comida y la alegría. Tu compañero canino y tu amigo felino son miembros queridos de tu familia y es por ello que resulta difícil resistirse a sus caras suplicantes en la mesa. No tienes que negarles todas las delicias de Acción de Gracias pero es esencial que te familiarices con los alimentos e ingredientes que son seguros para tus mascotas, antes de deslizarles tus sabrosas sobras.

Getty Images

Di no al alchol

A medida en que lleguen los invitados se servirán las bebidas para que socialicen mientras terminas de preparar la gran cena. No permitas que tu perro o tu gato beban nada más que agua. El alcohol que contiene el vino, la cerveza, la sidra, los licores y los cócteles deprimen el sistema nervioso central y pueden causar una disminución de la coordinación, vómitos, dificultades respiratorias, temblores, un coma e incluso la muerte.

Loading ...
Getty

Di no a los frutos secos

Muchos frutos secos son peligrosos para tu mascota. Cuando los ingieren, las toxinas que se encuentran en ciertos frutos secos pueden causar debilidad, letargo, temblores, aumento de la temperatura corporal y vómitos. Algunos tienen un alto contenido en grasa y pueden provocar pancreatitis en los animales La única excepción es la mantequilla de maní. Los manís pertenecen a la familia de las leguminosas y no plantean los peligros que pueden surgir ante la ingesta de nueces de macadamia, pacanas, pistachos, nueces o almendras. Rellena el juguete Kong de tu perro con mantequilla de maní la noche anterior y congélalo. Cuando los invitados comiencen a picar, el Kong lo mantendrá ocupado, conforme y no causará problemas por un rato.

Getty

Di no a los alliums

Los alliums incluyen las cebollas, el ajo, los cebollinos, las cebolletas, los puerros y los chalotes. Estos ingredientes son comúnmente utilizados en una gran variedad de aperitivos, entradas y guarniciones, incluyendo las salsas, las ensaladas, las sopas y los rellenos. Si bien el ajo o la cebolla pueden estar contenidos dentro de los alimentos comerciales de tu mascota, la cantidad es extremadamente baja. Si compartes algún alimento del Día de Acción de Gracias que contiene alliums, tus mascotas corren el riesgo de sufrir un daño en las células sanguíneas o una anemia tóxica.

Getty Images

Di sí al pavo

Los aromas que desprende la carne de ave jugosa y dorada tentarán a tu perro y a tu gato. Ambos disfrutarán este plato por excelencia del Día de Acción de Gracias, siempre y cuando tengas cuidado de quitar todos los huesos. Los huesos de las aves son blandos, quebradizos y poco seguros para que los mastiquen o los roan tus mascotas. Estos se pueden romper y quedar atascados en la garganta o en esófago, o astillarse y perforar el intestino durante la digestión. Ofréceles carne blanca, que es más magra, cuando cortes el pavo. Nunca les des pavo crudo o a medio cocer ya que corren el riesgo de contraer un envenenamiento por salmonella.

Getty Images

Di sí a la pasta

Si piensas incorporar un poco de pasta italiana en el menú para la festividad o si ofrecerás macarrones con queso a los niños, la pasta es segura para tus mascotas. Ten en cuenta que muchos gatos son intolerantes a la lactosa y que algunos perros tienen problemas gastrointestinales, como la diarrea, cuando consumen productos lácteos. Opta por algo seguro, ofreciéndoles pasta sola o arroz y espolvorea la porción de la mascota con un poco de queso, solo si sabes que su estómago lo tolerará.

Getty Images

Di no a los rellenos

La mayoría de las recetas de rellenos contienen los alliums mencionados anteriormente. Muchos también incluyen salvia y otras hierbas que contienen aceites esenciales, que cuando son consumidos por tu mascota, pueden provocar una depresión del sistema nervioso central y problemas gastrointestinales.

Getty Images

Di no a la salsa espesa

Las recetas de salsa espesa generalmente son ricas en grasa y se condimentan con alliums y hierbas. Los alimentos grasos pueden provocar pancreatitis en tus mascotas, una afección dolorosa y peligrosa que requerirá hospitalización. Si deseas agregar un poco de salsa a los bocados de pavo de tu mascota, considera usar una salsa comercial, que esté específicamente formulada para las mascotas.

Getty Images

Di sí a la salsa de arándano

Los arándanos son una fruta segura que puedes dar a tus mascotas, pero ofréceles una porción pequeña de salsa de arándanos. El azúcar agregada que contiene no es buena para tus amigos peludos. Al igual que sucede con los seres humanos, el consumo excesivo de azúcar puede provocar obesidad y diabetes en tus mascotas. En su lugar puedes añadir una cucharadita de arándanos secos sobre su comida.

Getty Images

Di sí a las papas

Las papas, incluyendo los boniatos son aptos para que coman tus mascotas. El puré de papas es una buena comida, siempre y cuando no contenga ingredientes poco seguros, como el ajo asado o cebollinos. Si le has añadido mucha crema o mantequilla, esta riqueza puede ser demasiada para el sistema digestivo de tus mascotas, resultando en un ataque de diarrea o de vómitos. Antes de pisar las papas hervidas, separa algunas para tus amigos peludos y haz un puré por separado, sin aditivos, para ofrecerles una opción más segura.

Getty Images

Di sí a las verduras

Las judías verdes, los guisantes, las zanahorias, el calabacín y los espárragos son alimentos excelentes y bajos en calorías para las mascotas. Cuando cocines estas verduras, deja algunas a un lado para darles a tus amigos peludos, antes de añadirles condimentos, mantequilla o salsas.

Getty Images

Di no a las uvas pasas

Muchas recetas de productos de panadería y rellenos contienen uvas pasas, que son uvas desecadas. La toxina exacta que contienen las uvas y las uvas pasas aún es desconocida pero el consumo de estas frutas por parte de los perros y de los gatos puede provocar una insuficiencia renal.

Getty Images

Di dí a la calabaza

La calabaza ofrece una gran cantidad de beneficios para tus mascotas, incluyendo la fibra para su salud intestinal, agua y varias vitaminas y minerales, como la vitamina C, beta-caroteno y potasio. Ofrécele a tu mascota una cucharada de calabaza pisada, pero no le des el relleno del pastel de calabaza. Este contiene azúcar agregado y especias que pueden provocar malestar gastrointestinal. Recuerda que muchos ingredientes para hornear, incluyendo el bicarbonato de sodio, la nuez moscada y otras especias son tóxicos para tus mascotas.

Getty Images

Di no al chocolate

El chocolate contiene una sustancia llamada teobromina, que es venenosa para los perros y los gatos. Cuando se ingiere, esta causa jadeos, vómitos, diarrea, un aumento del consumo de agua y de la producción de orina, temblores, convulsiones y ritmos cardíacos anormales. La teobromina incluso puede provocar la muerte. El chocolate para hornear es el que contiene los niveles más altos de esta sustancia. Ten en cuenta que el chocolate blanco también la posee.

Getty Images

Di no al aguacate

Si estás preparando una cena de Acción de Gracias con un toque del suroeste, evita deslizarle una rebanada de aguacate para tu mascota. La persina, una sustancia que se encuentra en todas las partes del aguacate, pueden provocar vómitos y diarrea.

Getty Images

Di sí solo a las frutas

Si piensas hornear un pastel de manzana o un pan con arándanos secos, separar unas rodajas de manzana o una cucharada de arándanos en su forma natural te permitirá darle a tu mascota el sabor de un postre sin azúcares agregados. Otras frutas seguras para darle son las moras y los plátanos. Puedes compartir con ellas un solo bocado del postre terminado, pero no permitas que laman la masa cruda o la masa del pan. Esta contiene huevos crudos, lo que puede causar envenenamiento por salmonella. La masa cruda frecuentemente contiene levadura. Cuando la consumen, esta se expande en el estómago y puede causar hinchazón, lo que representa una emergencia que puede poner en peligro su vida.

Getty Images

Di no a la cafeína

El café, el té, los refrescos de cola y otros productos con cafeína contienen metilxantinas. El consumo moderado del café puede causar hiperactividad, temblores, temperatura corporal elevada, ritmos cardíacos anormales, hipertensión, convulsiones, colapso e incluso la muerte. Ten cuidado de asegurar toda la basura de la cocina, incluyendo los posos de café y los desechos de los otros productos peligrosos anteriormente mencionados para que tus mascotas no coman de la basura más tarde.

Getty Images

Solo unas muestras pequeñas, por favor

Si bien el banquete de Acción de Gracias puede incitar a la mayoría de las personas a comer hasta que quedan en un estado letárgico más tarde, frente al televisor, los perros y los gatos no están acostumbrados a atiborrarse tan pródigamente de alimentos. Un bocado de cada uno de los alimentos seguros de la mesa, junto con su ración de croquetas o de comida enlatada permitirá que se sientan incluidos en las festividades familiares y la fiesta será disfrutable y libre de preocupaciones para todos.

Getty Images
Loading ...
Loading ...