Cómo sobrevivir a un divorcio que no quieres

Escrito por lynda moultry belcher | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sobrevivir a un divorcio que no quieres
El divorcio puede ser el episodio emocional más tumultuoso en la vida de una persona. (CandyBoxImages/iStock/Getty Images)

El divorcio puede ser el episodio emocional más tumultuoso en la vida de una persona, particularmente si es un divorcio que la persona no quiere. De acuerdo a Jennifer Baker del Instituto Forest de Psicología Profesional, el 50% de los que se casan por primera vez, terminan divorciándose. Esta estadística impresionante muestra la necesidad de entender el proceso de supervivivencia física, emocional y mental cuando tu matrimonio termina, a pesar de los esfuerzos que hiciste por salvarlo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Acepta lo que pasó. Lo que te permitirá continuar con tu vida es aceptar el hecho de que te has divorciado o estás haciéndolo. La asistencia profesional o la asistencia a un grupo de apoyo de divorciados te puede ayudar a que el proceso de aceptación sea más rápido, mientras que al mismo tiempo te ayudará a aprender estrategias de cómo enfrentar el problema para usarlas en el camino. Si te aferras a tu matrimonio, a pesar de los esfuerzos que haga tu pareja por terminarlo, estarás sólo demorando la caída emocional que inevitablemente llegará.

  2. 2

    Reúne el apoyo de tus familiares y amigos. Además del grupo de apoyo de divorciados o la terapia, una de las mayores motivaciones, cuando estás pasando por un divorcio, es el apoyo personal que tienes alrededor. Confía en tus familiares y en tus amigos para que te ayuden hasta que te puedas parar nuevamente en tus dos pies. Pasa el tiempo con personas queridas hablando de lo que pasó y por qué y verás que algunas veces, los amigos pueden tener una valuable visión siendo sólo espectadores. A pesar de que no te guste lo que tengan que decir, te puede ayudar a tener una nueva perspectiva del problema.

  3. 3

    Toma el control de tus emociones. Cuanto más te enfoques en las cosas que estaban mal en tu matrimonio, más rápido vas a darte cuenta de que ya no tenía salvación. Si te ayuda, enfócate en las cosas de tu expareja que te molestaban para que te ayude a moverte y no tener sentimientos fuertes hacia esa persona. No entierres tus emociones, no importa si sientes tristeza o rabia, sólo no te cuelgues de ellas. Es un tiempo para recomenzar, así que debes aprender a dejar de sentir los que sentías por tu expareja.

  4. 4

    Vuelve a salir. Esto no significa que debes tener citas o desarrollar intereses románticos, sino que debes unirte a la raza humana otra vez. La gente que está divorciándose tiende a restringir bastante su círculo social, particularmente si compartían amigos con la expareja. Sin embargo, una vez que comiences a cicatrizar, es hora de que empieces a hacer las cosas que disfrutas otra vez con aquella gente que sabes que te continuará apoyando en el camino. Consigue un nuevo pasatiempo, o vuelve a complacerte con los viejos. Haz actividades con tus amigos. Toma la oportunidad para hacer cosas que tu expareja nunca quiso hacer, puede ser que sientas una clase de fortalecimiento al retomar tu vida de acuerdo a tus propias reglas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles