Cómo sobrevivir en una isla desierta

Escrito por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sobrevivir en una isla desierta

Sobrevivir en una isla desierta es una de las cosas más difíciles que puede haber. Es algo que solo se produce como resultado de una tragedia y nunca se está preparado para ello. Necesitarás toda tu inteligencia y tu astucia para sobrevivir y estar sano. Un movimiento o decisión erróneas y podría ser lo último que hagas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Llega a tierra. Si la puedes ver, debes nadar hacia ella. Tus posibilidades de sobrevivir y de que te encuentren son infinitamente mayores en una isla que perdido en el mar. Cuando nades hacia una isla, ten mucho cuidado. En cuanto el agua empiece a ser poco profunda, tu primer enemigo será el afilado coral. Si te quedas enganchado o una ola te estampa contra el coral, tu viaje podría terminar antes de empezar. Este coral afilado te atravesará como si fuera un cuchillo. Y si no te mueres desangrado, las infecciones que tendrás seguramente te llevarán por delante. Así que llega hasta la orilla.

    Simplemente nada e intenta evitar las olas que rompen. Alcanza la orilla y la tierra seca.

    Una vez allí, quítate la ropa para que se seque. Necesitarás estar caliente y sano.

  2. 2

    Construye un refugio. Querrás que esté en la playa, cerca del mar, de manera que puedas tener buena visión en caso de que un barco o cualquier otra cosa pase cerca de ti y de la isla. Eres el único vigía, así que asegúrate de que lo puedes ver todo.

    Asegúrate de que la zona está limpia y abierta, pero cerca de algunos árboles. Los árboles te harán sombra para protegerte de un sol probablemente caluroso y de justicia. Busca algunos árboles que te ayuden a establecerte y asegúrate de usar sus hojas y ramas como sombra.

    Haz una cama que esté elevada sobre el suelo. No sabes qué cosas habrá arrastrándose por la noche y no querrás que esas cosas se metan en tu cama. Una manera de hacer esto es construir un refugio en «A». Levanta dos grupos de dos ramas largas separados por 2 o 2,5 metros (esta será la longitud de tu cama). Clávalas en el sueño (o apóyalas en un árbol) de manera que se crucen en el punto medio, lo bastante alto como para que puedas tumbarte debajo. Pon algunas ramas que vayan al través de cualquier de los lados de las «A». Esta será tu cama, y si encuentras algo para poder amarrarla, podrás colocarla a algunos centímetros por encima del suelo. Intenta que sea cómoda y haz un techo. Usa lo que tengas a mano: hojas o plantas gigantes.

  3. 3

    Protégete. Si estás atrapado en una isla desierta, lo más probable es que el sol te esté tostando. Así que necesitas protegerte del sol. Si te quemas la piel, no podrás hacer las tareas necesarias para seguir vivo. Busca un árbol y quédate bajo su sombra, o construye algo que te proporcione cierta proyección durante las peores horas de sol. Si hay cocoteros, el aceite de coco puede ayudarte a protegerte la piel como una loción de bronceado, así que úsalo para proteger tu cuerpo.

    Obviamente, tienes que estar alejado de cualquier animal o criatura peligrosos. Hasta que conozcas mejor la isla, estate atento a cualquier cosa que pueda acecharte. Esto significa estar alerta ante animales grandes (si los hay), criaturas terrestres o cualquier tipo de bicho volador que pueda picartel

  4. 4

    Bebe todo el agua que puedas. Cuando estás todo el día bajo el sol caluroso, necesitarás unos 10 litros de agua dulce para reabastecer las necesidades de tu cuerpo. A menos que haya un poco en algún sitio, tu mejor baza será probablemente el agua de lluvia. Lo mejor que puedes hacer es colocar trampas de agua para recoger y almacenar toda la que puedas. Las plantas grandes con hojas gigantes también son una buena manera de recoger agua y verterla dentro de un recipiente. Monta un sistema para que estés preparado cuando llueva. (Tu techo es un buen medio para esto).

    Nunca bebas agua del mar.

    Busca bolsas de agua de lluvia que se hayan podido formar. La naturaleza tiene algunos maravillosos recursos naturales que pueden actuar como recipientes de agua y te pueden salvar la vida. Busca algunos por ahí y mira si puedes exprimir algo de líquido.

    La leche de coco es un buen fluido y puede que y puede que te sea fácil de conseguir.

  5. 5

    Busca algo de comida. Pero debes tener cuidado con lo que comes.

    Una de las mejores fuentes de alimento será probablemente el mar. En él podrás capturar cualquier cantidad de pescado, que es muy buen alimento. Haz una lanza con una rama larga para que puedas capturar el pescado y llevártelo hacia la orilla. En principio, cualquier cosa que puedas capturar será adecuada para tu consumo. (Y estás en una isla, no puedes ponerte exigente). Así que debes comerte cualquier cosa que encuentres.

    El pescado normalmente te lo podrás comer crudo si quieres (sushi), pero siempre será más seguro cocinarlo con fuego, por si acaso. Haz lo que te haga sentir mejor o lo que creas que da mejor sabor.

    Varios consejos para capturar peces. Los peces se congregan en los corales, así que busca grandes grupos y vete allí a buscar peces. Lo más probable es que tengas que bucear un poco para llegar a los peces, así que, para entrenar tu cuerpo para permanecer más tiempo bajo el agua, sumérgete muchas veces y, al final, tus pulmones se expandirán y serás capaz de estar bajo el agua el tiempo suficiente para capturar algo bueno.

    Los cocos pueden proporcionar un poco de alimento, así que cómetelos si quieres.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles