Las sociedades de responsabilidad limitada y la quiebra

Escrito por phil m. fowler | Traducido por pilar celano
Las sociedades de responsabilidad limitada y la quiebra

Empresa en la lucha

business image by timur1970 from Fotolia.com

Las sociedades de responsabilidad limitada, SRL (LLC, en inglés) son entidades legales diferentes de sus miembros. Como dueño de una, puedes declararte en quiebra o declarar la quiebra de la entidad. Hay diferentes opciones de quiebra disponibles para las SRL.

Otras personas están leyendo

Generalidades

La primera pregunta que debes hacerte es si quieres continuar con la actividad de la empresa o prefieres cerrarla de forma permanente. Ambas opciones están contempladas en el código de quiebra. En cualquier caso, la quiebra proporciona un beneficio inmediato en cuanto presentas la solicitud, que es la "suspensión automática", conforme a la cual se deben detener todas las actividades de cobro. Esto significa que las acciones, como demandas, ejecuciones, reposesiones, llamadas telefónicas, correos electrónicos, cartas y visitas personales de los cobradores se deben detener de inmediato. Esto te da un poco de tiempo para recomponerte y para decidir cuál es la mejor opción para ti.

Capítulo 7

Una SRL puede optar por presentar una quiebra con liquidación conforme al Capítulo 7 del código de quiebras. En el marco de esta, la sociedad dejará de existir de forma permanente. Todos sus activos se venderán, y lo obtenido se utilizará para pagar tantas deudas a los acreedores como sea posible. Las deudas restantes, si quedan, se condonan, lo que significa que dejan de ser exigibles. A los fines legales, la SRL desaparece.

Capítulo 11

Si quieres que la SRL continúe con su actividad, puedes presentar una quiebra conforme al Capítulo 11, de reorganización. Se trata de un tipo complejo, y la presentación requiere mucho trabajo de abogados y contadores profesionales y, algunas veces, asesores financieros. Los honorarios profesionales suelen exceder los US$100.000, por lo que no suele ser una opción viable para empresas pequeñas. El Capítulo 11 requiere la presentación de un plan, donde se explique cómo la SRL se reorganizará para volver a ganar dinero y cómo pagará sus deudas. En general, se reducen las deudas o se prolonga el periodo de pago.

Capítulo 13

La última opción es la del capítulo 13, ajuste de deuda. Es una versión menos intensa que la del Capítulo 11, aunque no obliga a la sociedad a reorganizarse formalmente. En cambio, debe presentar un plan de pago que muestre cómo pagará sus deudas con el tiempo. Este plan "ajustará" muchas de las deudas, lo que significa que se reducirán o modificarán con periodos de amortización más larga o tasas de interés más bajas. Estas condiciones nuevas ajustadas entran en vigencia en cuanto el juez a cargo de la quiebra aprueba el plan. Luego, los acreedores no tienen otra opción que aceptarlo.

Opinión experta

Si presentas la quiebra como persona física en lugar de jurídica, puedes optar por contratar a un abogado o representarte a ti mismo. La SRL, sin embargo, no tiene opción; debe tener la representación de un abogado. Dado que contratar a un abogado es inevitable, tiene sentido que te reúnas con uno para hablar sobre cuál es la mejor opción en tu caso. La mayoría de los abogados no cobrarán un arancel por la consulta inicial, donde les explicas tu situación y determinan si tiene sentido declararte en quiebra y, en ese caso, conforme a qué capítulo. De esta forma, podrás tomar una decisión más informada sobre cómo salvar la sociedad.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media