Cómo soldar cobre a cobre utilizando el proceso TIG

Escrito por bert markgraf Google | Traducido por juan manuel rodriguez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo soldar cobre a cobre utilizando el proceso TIG
La soldadura TIG de cobre puede producir uniones limpias y suaves. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

TIG es un método de soldadura por arco que utiliza electrodos de tungsteno operando en gas inerte. El electrodo no se funde, y el proceso brinda una unión soldada con poca salpicadura y pocas impurezas. Esto es importante para recipientes de cobre que podrían contener alimentos, tales como en las industrias de elaboración de la cerveza y los productos lácteos. Con pocas impurezas y poco humo, el proceso de soldadura TIG permite al soldador observar de cerca su trabajo y producir una soldadura limpia y lisa. Para el cobre, rectificar y pulir la soldadura para un acabado plano puede hacer que una unión luzca tan suave y clara como el metal circundante.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Equipo de soldadura TIG
  • Muestras de material
  • Varillas de soldadura TIG

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza con muestras de cobre, y produce algunos collares de práctica para obtener una sensación para el espesor del material y para el tamaño del arco necesario para fundir el cobre. Monta las muestras de cobre en el banco de trabajo. Ajusta el electrodo de tungsteno para que sobresalga aproximadamente de 1/8 a 3/16 pulgadas (0,32 a 0,47 cm) delante de la boquilla de cerámica. Asegúrate de que el electrodo esté afilado a un punto, y que sea suave para evitar la dispersión del arco. Ajusta el flujo de gas a 10 pies cúbicos por hora. Comprueba para asegurarte de tener varillas de relleno para soldadura TIG de cobre, si es necesario.

  2. 2

    Enciende el gas y mantén el electrodo de tungsteno sobre 1/8 pulgada (0,31 cm) desde el cobre en la que deseas iniciar la soldadura. Empuja hacia abajo el pedal de suelo para iniciar el arco. Mantén el electrodo en ángulo recto a la superficie de cobre, y mueve en pequeños círculos hasta que hayas creado un charco de metal fundido. Empuja hacia abajo el pedal de suelo para aumentar la corriente y el tamaño del arco, si es necesario. No dejes que el electrodo toque el cobre. Inclínalo de nuevo a 75 grados y realiza unos pocos collares de práctica. Deja que el material se enfríe y examina la penetración en el material, la continuidad y la fuerza en los collares.

  3. 3

    Monta las piezas de cobre para soldar en el banco de trabajo. Repite el procedimiento anterior, compensando los problemas que se encuentren en los collares de práctica. Si estos son demasiado elevados, avanza más despacio y utiliza un arco más grande presionando el pedal de piso más continuo. Si los collares han penetrado en el cobre demasiado, avanza más rápido con un arco más pequeño. Agrega la varilla de relleno para llenar las brechas en el grosor del material. Mantén la varilla de relleno por encima del cobre fundido en un pequeño ángulo con la dirección del collar. Periódicamente regresa el arco desde la parte frontal del collar, y sumerge la varilla para agregar material tanto como sea necesario. No dejes que la varilla de relleno toque la punta de soldadura de tungsteno. Completa los collares requeridos a una velocidad constante para proporcionar buenas soldaduras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles