Cómo soldar un colector del escape quebrado

Escrito por derek odom | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo soldar un colector del escape quebrado
Caño de escape. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Soldar un colector del escape roto puede ahorrarte un montón de dinero. La tarea puede hacerse con casi cualquier soldadora para acero. La parte más importante de soldar el colector del escape es el trabajo de preparación; un trabajo de soldadura bien preparado va muy suavemente.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Soldador
  • Juego de herramientas
  • Limpiador
  • Amoladora
  • Cepillo o rueda de alambres

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Quita el colector del escape del vehículo. Soldar el colector mientras está en el motor es muy peligroso, porque los químicos inflamables están por todas partes. Dependiendo del año, la marca y el modelo del vehículo, la tarea de quitarlo puede tomarte desde diez minutos hasta una hora o más. El espacio y la accesibilidad son dos factores principales.

  2. 2

    Limpia el colector. Utilizando un producto como calcio, lima y un removedor de óxido, friega fuertemente el colector para asegurar que los químicos inflamables no permanezcan. Puede utilizar un cepillo o una rueda de alambres para sacar el material más complicado. Una vez que el colector esté limpio, deja que se seque.

  3. 3

    Pasa la amoladora por la zona a soldar. Amolar la zona rota del colector, quitará cualquier suciedad u óxido que pueda haber quedado en la superficie de la rotura, y además provee un lugar limpio para que la soldadora cree un arco. No amoles demasiado material. Simplemente hasta que la zona rota del colector esté limpia y lista para soldar. Para puntos a los que no puede llegar con la amoladora, haz tu mejor esfuerzo con un cepillo de alambre para asegurar que los contaminantes sean removidos. También es una buena idea amolar un punto limpio en el que la abrazadera a tierra estará enganchada para garantizar toda la potencia al soldar.

  4. 4

    Suelda la rotura. Como el metal del colector del escape es normalmente muy grueso, puedes colocar la energía de tu soldador casi hasta el máximo, especialmente si la máquina funciona a 110 voltios. La clave es penetrar lo suficientemente profundo para realmente reparar la zona, en lugar parcharla y nada más. Muévete muy lentamente al apoyar el soldador para crear un gran cordón de soldadura. Si la soldadora es una unidad a varilla, la mayoría de las zonas del colector deben estar alcanzables al momento de soldar. Las máquinas alimentadas con cable, algunas veces tienen problemas al llegar a los puntos ajustados, pero si ambos extremos de la rotura pueden ser soldados, no irá muy lejos. Si utilizas un cable de núcleo de flujo, considera tomar la punta hacia afuera para hacer que la pistola sea más chica para las zonas difíciles de llegar.

  5. 5

    Coloca el colector nuevamente en el motor. Luego de que la soldadura esté completa y el colector esté frío, vuelve a atornillarlo al vehículo según las especificaciones de torque recomendadas por el fabricante. Inspecciona la junta para asegurarte de que no esté dañada y reemplázalo si es necesario. Una vez que el colector esté nuevamente enganchado a la cabeza del sistema del escape, puedes operar el vehículo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles