DESCUBRIR
×

Cómo soldar con electrodos celulósicos

Actualizado 18 julio, 2017

Los electrodos celulósicos o cubiertos en el que la cubierta incluye una elevada proporción de celulosa, son utilizados como parte de la soldadura por arco de metal adhesivo y son destacados por su buena penetración, la precisión dimensional, la resistencia alta y la vida funcional larga. Cuando las propiedades mecánicas del material soldado son de la mayor importancia, los electrodos celulósicos son recomendables. Éstos son fáciles de usar en cualquier posición y particularmente en la soldadura vertical descendente.

Instrucciones

Peter Macdiarmid/Getty Images News/Getty Images

    Soldando

  1. Enciende el suministro de energía eléctrica. Un arco eléctrico será iniciado cada vez que un electrodo se pone en contacto con superficies metálicas conectadas a tierra.

    Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images
  2. Inserta el electrodo celulósico en el soporte de electrodo y luego colócalo ligeramente encima del metal a ser soldado.

    Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
  3. Gira el electrodo hacia abajo con una torsión de tu muñeca, provocándole rayar el metal que está siendo soldado. Eleva ligeramente el electrodo de metal, creando un arco. Ajusta el ángulo del electrodo de modo que tenga de 12 a 20 grados desde el vertical. Permite que el electrodo cree un baño de fusión sobre el metal.

    Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
  4. Mantén el ángulo del electrodo y la altura constante a medida que sueldas. Para mover tu electrodo, mueve todo tu cuerpo, no sólo tu muñeca, de lo contrario, continuamente estarás cambiando tu ángulo para soldar. Como el lado posterior del baño de fusión se enfría, crearás ondulaciones en la soldadura terminada.

    Thinkstock Images/Comstock/Getty Images

Necesitarás

  • Soldadura de arco de metal adhesivo
  • Electrodo celulósico