Cómo soldar un radiador

Escrito por derek odom | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo soldar un radiador
Aprende a soldar tu radiador. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Si el daño en el radiador no es severo, muchas veces puede hacerse una reparación con algo de soldadura. Respecto a la soldadura, más no necesariamente es mejor; siempre y cuando el trabajo de soldadura sea de calidad, el arreglo puede durar de por vida en el radiador.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una soldadora eléctrica
  • Un cable para soldar
  • Disco de esmeril o un cepillo eléctrico grueso
  • Pintura (opcional)
  • Congelante

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Soldar un radiador

  1. 1

    Prepara el área dañada a soldar. Esto incluye eliminar cualquier residuo de pintura con un disco de esmeril o un cepillo eléctrico, junto con cualquier rebaba o borde filoso que pueda haber. Si usas un esmeril, ten mucho cuidado de no empeorar el daño, ya que los radiadores están hechos de un metal muy suave. Después limpia el área con un solvente fuerte como Simple Green o Brake Cleaner para que el soldador se adhiera al radiador sin problemas. Mientras preparas el área, también vigila que no haya otro daño.

  2. 2

    Suelda completamente el área dañada. Usa una soldadora eléctrica de alto voltaje y un cable grueso para soldar. Calienta la pistola completamente para que la soldadura se derrita bien y se adhiera a la superficie del radiador. Calienta la parte dañada del radiador con la soldadora eléctrica e introduce el cable lentamente, intentando de que no gotee en el radiador. Ve colocando soldadura poco a poco, de arriba hacia abajo, hasta que la fractura esté completamente cubierta. Recuerda desconectar la soldadora eléctrica cuando hayas terminado de soldar, ya que la mayoría no se apagan de forma automática.

  3. 3

    Lija el trabajo de soldadura para que no haya rebabas ni bordes filosos. Esto puede hacerse con un pequeño disco de esmeril o con un cepillo eléctrico. La idea es hacer que la línea de soldadura quede lo más suave posible y quitar cualquier contaminante. La parte reparada del radiador puede volverse a pintar o dejar así. Llena el radiador con congelante y deja que el vehículo alcance la temperatura de funcionamiento mientras vigilas que el área soldada no gotee.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles