Cómo soldar con una soldadora de alambre continuo

Escrito por c.l. rease | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo soldar con una soldadora de alambre continuo
Aprende la técnica de soldadura MIG. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

La soldadura de alambre continuo o MIG es un proceso de soldadura común. El electrodo de la soldadora y el alambre de relleno se combinan en una bobina de alambre que se alimenta continuamente a través de la pistola MIG hacia la costura de soldadura. Aprender el proceso de soldadura MIG y cómo realizarla de forma segura es fundamental cuando se fabrican y se instalan láminas metálicas. Configurar apropiadamente la soldadora MIG, mantener el ángulo adecuado y permanecer cómodo durante le proceso tendrán un efecto directo en el resultado final de la soldadura MIG.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Soldadura MIG
  • Bobina de alambre de soldadura E70
  • Cortador de alambre
  • Máscara para soldar
  • 4 trozos de lámina metálica calibre 11 de 12 pulgadas (30 cm) de largo por 4 pulgadas (10 cm) de ancho
  • Mesa de soldar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Bobina la soldadora MIG con el carrete de alambre de soldadura E70. Cada fabricante tiene un método distinto para bobinar la máquina, de modo que acude a tu manual en particular para averiguar los pasos involucrados para tu modelo de soldadora MIG. Une los medidores de aire de la soldadora al tanque de gas de protección.

  2. 2

    Une la abrazadera de conexión a tierra a la mesa de soldadura y enciende la soldadora MIG. Revisa las tablas de soldadura de tu artículo para establecer una combinación de voltaje y velocidad del alambre. Si no tienes la tabla que viene con la soldadora, establece el voltaje en 19.0 y la velocidad de alambre en 270. Esta configuración puede ser algo caliente, de modo que ajústala luego de comenzar a soldar.

  3. 3

    Coloca una de las láminas metálicas sobre la mesa. Coloca la otra lámina de pie, de forma vertical y coloca la pieza sobre el borde cerca del centro de la lámina que está colocada horizontalmente. Coloca el alambre que sale de la pistola MIG sobre el área en que se unen las dos piezas. Presiona el gatillo por unos dos segundos para clavar las piezas entre sí. Coloca uniones adicionales cada tres pulgadas (7,5 cm) hasta alcanzar el extremo opuesto del metal.

  4. 4

    Coloca la pistola MIG, con 1/2 pulgada (1,25 cm) de alambre saliendo de la punta frontal en el borde del área sobre la que trabajaste en el paso 3. Sostén la pistola en un ángulo de 10° a 15° respecto de la junta soldada. Colócate la máscara para soldar. Comienza a filetear quitando la presión en la pistola MIG y trabaja el charco hacia abajo con un patrón circular. Con cada movimiento hacia abajo, mueve el alambre 1/8 de pulgada (0,3 cm) hacia atrás desde el centro del charco de la soldadura. Continúa con el patrón circular en toda la longitud de la soldadura.

  5. 5

    Apoya otra pieza metálica sobre la mesa de soldadura. Apoya esta última pieza por encima de la pieza que reposa sobre la mesa, con el borde por encima de la de la pieza metálica de 1 pulgada (2,5 cm) de espesor para formar el borde frontal de la parte inferior de tu parte metálica. Une las dos piezas entre sí.

  6. 6

    Coloca el alambre en la costura, en donde se encuentran las dos piezas de soldadura. Desciende tu máscara de soldadura. Descomprime el gatillo de la pistola MIG. Retira la pistola 1/8 de pulgada (0,3 cm), y cuando el charco se aproxime, retrocede nuevamente la pistola a la misma distancia. Este patrón de movimiento recto hacia atrás logra una soldadura fina con excelente penetración.

  7. 7

    Cuando las dos piezas soldadas en forma de T se han enfriado, pon la pieza de pie. Coloca el alambre que sobresale de la pistola MIG por encima de la T, sobre el lado que no está soldado. Baja la máscara de soldadura. Inclina la parte inferior de la pistola MIG 10 grados por debajo de la punta. Afloja la presión sobre el gatillo. Gira la pistola MIG en un movimiento horario, dejándola caer 1/8 de pulgada (0,3 cm) por cada vez que apuntas hacia abajo. Si el charco de soldadura cae en dirección al suelo, incrementa el ángulo de la pistola MIG y la velocidad de tu rotación en sentido horario.

  8. 8

    Apaga la máquina de soldar. Descarta las piezas de prueba una vez que se han enfriado por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles