Estado sólido de 256 GB contra 500 GB

Escrito por aaron parson Google | Traducido por nilda diaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Estado sólido de 256 GB contra 500 GB
Muchos equipos portátiles ligeros utilizan SSDs para ahorrar espacio. (Spencer Platt/Getty Images News/Getty Images)

Las unidades de estado sólido almacenan y acceden a datos sin partes móviles, mejorando los tiempos de respuesta sobre los discos rígidos en todas las actividades intensivas de accionamiento, tales como el arranque y carga de juegos. A pesar de los beneficios, el alto costo de los SSDs se opone a la mayoría de los usuarios por la simple la compra de la unidad más grande. Cuando eliges entre un SSD de 256 GB y uno de 500 GB, considera lo que necesitas poner en la unidad, si tienes unidades de almacenamiento adicionales, tu nivel de conocimiento de la computadora y tu presupuesto.

Otras personas están leyendo

Uso de una sola unidad

Si planeas usar un solo disco en tu computadora, piensa cuidadosamente si en un disco SSD de 256 GB caben todos tus archivos. Ten en cuenta que el propio Windows utiliza alrededor de 20 GB, más las reservas para el almacenamiento en caché, la memoria virtual, hibernación y otras funciones. Después que comiences la instalación de otras aplicaciones y juegos, tu espacio se agotará pronto, especialmente si guardas muchos videos y archivos de música. Para un uso liviano, un solo SSD de 256 GB puede ser suficiente, pero muchos usuarios se beneficiarán con el espacio adicional en una unidad de 500 GB.

Uso de múltiples discos

Algunos propietarios de SSD instalan Windows y otras aplicaciones vitales en un SSD mientras mantienen un gran disco duro para medio de almacenamiento. Con una unidad de almacenamiento por separado, puedes descargar archivos grandes, como películas, lo que reduce el espacio requerido tu SSD. Un SSD de 256GB resulta adecuado para la mayoría de los usuarios cuando se combina con un segundo disco duro. Al utilizar varias unidades, sin embargo, debes tener cuidado al instalar programas y guardar archivos en la unidad correcta, lo que puede resultar difícil para los usuarios principiantes.

Costo

Al momento de la publicación, el costo promedio de un SSD fue 32 veces más por gigabyte que uno de disco duro mecánico. Este elevado costo hizo de la selección de la más pequeña SSD utilizable un gran atractivo. Hasta que los precios cayeron aún más, los SSD siguen siendo un artículo de lujo, por lo que mantén tu presupuesto en mente cuando compres uno. Seleccionar un SSD más pequeño y añadir una unidad mecánica adicional te puede ahorrar cientos de dólares.

Uso en equipos portátiles

Algunos modelos de portátiles y netbooks contienen unidades de estado sólido debido a su factor de forma compacto y una mejor capacidad para soportar caídas. En los ordenadores portátiles, mezclar un SSD con una unidad tradicional para el almacenamiento se hace más difícil, debido a la falta de espacio para dos unidades internas. Los usuarios de portátiles pueden conectar discos duros externos a través de USB, utilizar el almacenamiento en línea o conectar dispositivos USB y tarjetas de memoria para ampliar el espacio en disco durante el uso de un SSD pequeño. Para muchos propietarios de portátiles, sin embargo, el inconveniente de estos complementos es mayor que el costo de una unidad interna más grande.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles