Cómo solucionar un plato de ducha con fugas

Escrito por alexis lawrence | Traducido por mary gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo solucionar un plato de ducha con fugas
La cerámica de la ducha por lo general desarrolla fugas como resultado de una inadecuada impermeabilización de las baldosas del suelo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Cuando el suelo de baldosas que cubre la ducha desarrolla fugas, puede debilitar el piso y hacer que gotee la base de la ducha del piso del baño. La cerámica de la ducha por lo general desarrolla fugas como resultado de una inadecuada impermeabilización de las baldosas del suelo en la instalación inicial. Al solucionar y reparar las fugas de las baldosas de la ducha, también debes tomarte el tiempo para impermeabilizarlas para evitar fugas posteriores.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toalla
  • Lechada
  • Espátula
  • Harapos
  • Cincel o un destornillador
  • Martillo
  • Paleta
  • Sellador a prueba de agua
  • Brocha

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cierra el agua de la ducha usando la válvula de cierre escondida detrás de un panel en la pared donde se encuentra la ducha o la válvula de suministro de agua principal, la cual está normalmente en el sótano o en un armario cerca del calentador de agua. Gira la palanca de la válvula en sentido horario hasta donde tope para cerrar el agua. Seca las baldosas del suelo con una toalla para eliminar el agua de la superficie.

  2. 2

    Inspecciona todas las grietas de la lechada. Si encuentras menos de cinco pequeñas grietas en la lechada, aplica el mismo color de lechada utilizado en el trabajo original para las pequeñas grietas o agujeros en el suelo con una espátula, deslizando el borde de la misma para empujar la masilla en la grieta completamente, y luego pasando la espátula a través de la superficie de la grieta para eliminar cualquier exceso de lechada. Utiliza un paño seco para limpiar la lechada remanente en las superficies de las baldosas antes de pasar a la siguiente grieta.

  3. 3

    Quita la lechada de los azulejos de la ducha si la lechada tiene múltiples grietas en varias áreas, las grietas son mayores a una pulgada o dos pulgadas (2,5 o 5 cm) o la lechada se desmorona en cualquier sección del piso. Coloca la punta de un cincel o destornillador contra la lechada que se desmorona o grieta en la lechada y golpea el extremo con un martillo para romper la lechada. Quita 1/2 pulgada de lechada a la vez de esta manera.

  4. 4

    Aspira la lechada vieja. Esparce la nueva lechada en los azulejos con una llana hasta llenar todos los espacios entre todas las baldosas si había varias grietas grandes o se desmoronaba la lechada. Deja secar durante 24 horas.

  5. 5

    Aplica sellador a prueba de agua si has instalado una lechada nueva debido a problemas en múltiples áreas o simplemente reparaste la lechada. El sellador impermeable debe aplicarse a la propia lechada y al calafateo alrededor de los bordes del suelo de la ducha para evitar que penetre el agua. Si el piso de la ducha es de baldosas sin recubrimiento como la piedra o terracota, aplica de igual manera sellador a la parte superior de las baldosas para evitar que el agua se absorba en el suelo, lo que puede provocar fugas en los azulejos de la ducha.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles