Hogar

¿Cómo solucionar el problema de la fuga de gas de un refrigerador?

Escrito por jared lewis | Traducido por javier enrique rojahelis busto
¿Cómo solucionar el problema de la fuga de gas de un refrigerador?

Las fugas de gas de los refrigeradores no son muy comunes, de modo que no asumas que esa es la razón por la que tu aparato no está enfriando.

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Los refrigeradores se enfrían usando uno entre dos tipos diferentes de gases. En los refrigeradores de modelos antiguos, el gas empleado habitualmente era un clorofluorocarbono comúnmente conocido como freón. Los refrigeradores más recientes no utilizan freón debido a los conocidos efectos que tiene este gas sobre el medio ambiente. En lugar de él, los refrigeradores modernos utilizan un gas menos nocivo conocido como tetrafluoroetano, que también recibe el nombre de HFC-134a. Cuando un refrigerador no se enfría adecuadamente, muchos usuarios asumen que el refrigerador tiene poco gas de enfriamiento o líquido refrigerante. Solucionar el problema de la fuga de gas de este tipo de aparatos es una tarea bastante fácil de realizar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Examina las posibles razones por las que sospechas que tu refrigerador tiene una fuga de gas. Si el refrigerador simplemente no está enfriando de modo correcto, no se supone que tenga una fuga de gas. Es igual de probable que tu refrigerador esté experimentando algún tipo de fallo de un componente. La idea de que el gas del refrigerador se desgasta o disminuye es un error. El gas existe dentro de un sistema cerrado y se encuentra comprimido. No se disipa naturalmente y, por lo tanto, sólo una fuga puede provocar que haya menos gas.

  2. 2

    Huele alrededor para ver si hay una posible fuga. Si sospechas que puede haber una fuga del refrigerante de la nevera, deberías ser capaz de olerlo. El freón y HFC-134a tienen olores distintos que los hacen fáciles de detectar. A la primera señal de una fuga de gas, abre las ventanas y puertas y mantente alejado del refrigerador. Estos gases no se sabe si tienen consecuencias para la salud a largo plazo, pero pueden causar una enfermedad en el corto plazo que ciertamente querrás evitar. Ambos son más pesados ​​que el oxígeno, de modo que el olor debería permanecer cerca del suelo a menos que se trate de una fuga significativa que se produce de modo rápido.

  3. 3

    Desconecta tu refrigerador y usa una solución de jabón y agua para verificar que no haya fugas. Puedes utilizar un jabón común y un poco de agua tibia para hacer esta prueba. Llena una botella de rociador con la solución, separa el refrigerador de su rincón y rocía un poco de la solución en las bobinas y en el compresor y sus juntas. Si el gas se está escapando, deberías ver que la solución comienza a burbujear en el punto de la fuga. Esta prueba no funciona en todos los refrigeradores. En algunos refrigeradores los componentes mencionados se encuentran cerrados y no son accesibles.

  4. 4

    Ponte en contacto con un técnico de servicio calificado. La determinación de la presión de gas en los refrigeradores requiere de medidores especiales. Los técnicos de servicio cuentan con la licencia y el certificado para hacer esto. Debido a las leyes que protegen el medio ambiente de la liberación de gases nocivos a la atmósfera, debes dejar el trabajo a una persona que esté autorizada para hacerlo. Además, si tu refrigerador no tiene una fuga de gas, el técnico será capaz de determinar qué es lo que tu aparato necesita para funcionar correctamente.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media