Hobbies

¿Cómo solucionar problemas de aceite en mi radiador?

Escrito por chris stevenson | Traducido por juan cervantes
¿Cómo solucionar problemas de aceite en mi radiador?

El aceite en el radiador puede señalar algunos problemas obvios en el motor.

Auto Engine image by Andrew Breeden from Fotolia.com

El aceite de transmisión y el anticongelante o refrigerante tienen sus tareas específicas de proporcionar la lubricación o la prestación de presión para activar una bomba. Cada fluido tiene un recipiente o colector de aceite separado que tiene sellos para evitar que el fluido se escape. Cuando un fluido entra en contacto con otro o en un área de contención, diversos problemas de contaminación se podrían presentar. El aceite que aparece en el radiador puede ser un problema grave, debido a que el aceite roba al refrigerante su capacidad para disipar el calor. El aceite en el radiador puede formar espuma y causar burbujas de aire que hacen que la bomba de agua o el termostato no funcionen correctamente. El propietario de un vehículo tiene que saber cómo el aceite entró en el radiador y el procedimiento adecuado para repararlo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Manual de reparaciones del propietario
  • Medidor de compresión
  • Vacuómetro
  • Probador de presión del radiador
  • Asistente
  • Bujías y llave

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina si tiene aceite el radiador quitando la tapa del radiador y revisando la condición del refrigerante. Haz lo mismo con el motor en marcha inmediatamente después de arrancar. Comprueba el depósito de desbordamiento si hay tapa del radiador, que es un sistema sellado. El aceite en agua aparecerá de color marrón oscuro, con frecuencia haciendo "espuma" como la consistencia de un batido. Conduce el vehículo durante un período prolongado de tiempo, lo suficiente para elevar la temperatura del motor a su límite de funcionamiento normal. Estaciona el vehículo y lee el indicador de temperatura. Si el indicador apunta a límites superiores a lo normal de la temperatura y revisando los niveles de contaminación del refrigerante éste aparece en color marrón oscuro, tendrás que revisar el motor.

  2. 2

    Coloca el vehículo en estacionar o en neutral con freno de emergencia. Utiliza un enchufe de bujía y una llave para quitar las bujías de encendido del vehículo. Atornilla en el probador de compresión o utiliza la presión de la mano para empujarlo en el agujero de la bujía. Retira la bobina de alta tensión o el conjunto de alambres de la bobina. Pídele a un asistente echar a andar el motor con la llave de encendido siete u ocho veces y para. Lee las libras por pulgada cuadrada (psi) en el indicador. Lee cada cilindro y registra los números. Ten en cuenta cualquier desviación en las lecturas. Cualquier cilindro que dice 30 libras o menos tendrá un problema. Esto podría apuntar a una junta principal quemada.

  3. 3

    Conecta un manómetro de vacío a una fuente de vacío en el motor. Las mejores fuentes serán las mangueras que salen del colector de admisión, el carburador o el cuerpo del acelerador. Con el motor al ralentí, lee el medidor y anota el número. Consulta el manual del propietario para la correcta lectura de vacío, en pulgadas de mercurio. Cualquier número menor que la especificación del fabricante indicará vacío excesivo en la cámara de combustión causada por una culata de un cilindro deformado, roto o defectuoso.

  4. 4

    Apaga el motor y comprueba la varilla de medición del aceite. Cualquier color marrón claro o sustancia espumosa en la punta indica que una parte del cilindro ha cruzado o bloqueado un paso de aceite y lo ha mezclado con un paso de agua. La causa probable será una junta de culata quemada, agrietada o con la cabeza deformada.

  5. 5

    Conecta un probador de presión del radiador a la entrada de la tapa del radiador. Bombea manualmente el probador hasta que la presión prescrita se lea en la parte superior de la tapa del radiador. Puedes superar la presión por unas pocas libras, sin dañar el sistema. Espera unos cinco minutos y verifica si la presión cae lentamente. Escucha cualquier silbido o sonidos procedentes de la ubicación de la cabeza del cilindro. Tales signos indican un sello de junta defectuoso y, posiblemente, una grieta exterior en la cabeza.

Consejos y advertencias

  • Color marrón, refrigerante espumoso, bajo vacío, baja compresión del cilindro, sobrecalentamiento, agua saliendo del tubo de escape y radiadores que no mantengan la presión, indican una junta principal quemada o agrietada o deformaciones en la culata.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media