Cómo solucionar problemas de consumo excesivo de combustible

3
Ha sido de ayuda

El uso excesivo de combustible es un desperdicio y un gasto innecesario. Las piezas del motor gastadas, sucias y en mal funcionamiento suelen ser la causa del uso excesivo de combustible. La forma en que un conductor opera el vehículo también favorece el consumo excesivo de combustible. Un estilo de conducción errático, que incluye altas velocidades y frenazos bruscos, siempre usará más gas que un enfoque moderado en la conducción.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Revisa tu estilo de conducción. Los conductores que aceleran a una velocidad innecesaria y frenan bruscamente, utilizarán cantidades adicionales de combustible, como lo harán los conductores que corren.

Paso 2

Consulta el manual de tu vehículo para asegurarte de que utilizas el octanaje correcto para el vehículo específico que estás conduciendo.

Paso 3

Revisa el manual de tu vehículo para asegurarte de que los neumáticos estén correctamente inflados. Coloca el vehículo con el neumático del tamaño correcto. Revisa tus neumáticos para cualquier desgaste excesivo, lo cual es una razón común para utilizar más gas de lo necesario.

Paso 4

Examina las bujías para asegurarte de que no estén sucias y para comprobar que estén "calibradas" correctamente.

Paso 5

Pide a tu técnico automotriz que revise que el rotor de encendido esté funcionando correctamente y que no esté gastado. Los rotores de encendido defectuosos son una razón común por la que los vehículos utilizan combustible excesivo, sobre todo si el distribuidor está en un ajuste de funcionamiento avanzado.

Paso 6

Pide a tu técnico automotriz que revisa los sensores de O2 para asegurarte de que estén funcionando correctamente.

Paso 7

Examina debajo de tu vehículo si hay líquidos que gotean para asegurarte de que no haya una fuga en el sistema de combustible. Tal filtración no sólo causa el desgaste innecesario de gas, sino que es potencialmente peligroso.

Paso 8

Saca el filtro de aire y comprueba que no esté obstruido con la suciedad. Los filtros de aire sucios y obstruidos son también causas comunes de consumo de gas excesivo.

Paso 9

Revisa el manual de tu vehículo para asegurarte de que estás utilizando el grado de aceite correcto para tu tipo de vehículo y que el aceite no necesite ser reemplazado.

Paso 10

Pide a tu técnico automotriz que examine tu filtro de combustible y el inyector de combustible. Los filtros de combustible sucios y obstruidos y los inyectores contribuyen a un consumo excesivo de combustible.

Paso 11

Pide a tu técnico automotriz que examine la válvula PCV y asegúrate de que no esté funcionando mal.

Consejos y advertencias

  • Si conduces en una zona urbana con muchas paradas y en tráfico que se mueve lentamente usarás más gas que si viajas en el campo o en una carretera.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente