¿Cómo solucionar los problemas del sistema de dirección en un Volkswagen Jetta?

Escrito por ehow contributor | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo solucionar los problemas del sistema de dirección en un Volkswagen Jetta?
Puedes ahorrar dinero resolviendo tú mismo los problemas del sistema de dirección de tu automóvil. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El Volkswagen Jetta comenzó a fabricarse en 1979 como una versión sedán del VW Golf. Se convirtió en el automóvil europeo más vendido en Norteamérica y se diversificó en versiones de dos puertas y coche familiar. Cada generación ha ido creciendo en tamaño y en potencia, lo que también significa que las reparaciones se vuelven más costosas. Puedes ahorrarte el dinero de la reparación si resuelves por ti mismo los problemas básicos del sistema de dirección.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fluido hidráulico sintético Pentosin CHF 11S

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elimina las causas más comunes de las fallas de la dirección antes de rendirte y llevar tu Jetta con el mecánico. A menudo puedes corregir la vibración y los tirones de la dirección con simples pasos como arreglar los neumáticos, añadir o quitar fluido de la dirección asistida, alinear la parte delantera y lubricar las uniones.

  2. 2

    Añade fluido hidráulico sintético Pentosin CHF 11S cada 15.000 millas si es necesario (usualmente lo tienes que obtener con tu concesionario). Deja que el fluido se asiente por dos o tres minutos para asegurarte de que la reserva se llena completamente. Revisa en busca de contaminación, mangueras sueltas o filtraciones. Los problemas de fluido pueden provocar que tu dirección asistida se corte o que incluso el volante tenga dificultades para maniobrar.

  3. 3

    Empieza con tus ruedas y neumáticos si sientes vibraciones y tirones en la dirección. Balancea y gira tus neumáticos con cada cambio de aceite. Mantén la presión equitativa y reemplaza los neumáticos desgastados. Si tus neumáticos están en buenas condiciones, revisa la alineación de las ruedas.

  4. 4

    Lubrica y revisa tu dirección asistida cada 15.000 millas y el polvo de los sellos en las rótulas, los extremos de las varillas de tensión y las mismas varillas cada 30.000 millas. Las uniones sueltas, el roce excesivo o los componentes desgastados pueden provocar que la dirección tenga problemas y reducir tu control sobre el manejo del automóvil.

  5. 5

    Continúa con los componentes más complejos de la dirección si tu problema persiste. Asegúrate de que la bomba de la dirección tiene suficiente presión y de que la estructura de la dirección está correctamente montada y no se traba. Además, debes revisar las monturas de la dirección para ver si están dañadas.

  6. 6

    Termina tu inspección para buscar el problema viendo los componentes periféricos conectados al sistema de dirección. Los problemas de la dirección pueden ser provocados por fallas de frenos, choques, saltos, o fallas en las rótulas o en los rodamientos de las ruedas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles