Cómo solucionar los problemas de una secadora a gas

Escrito por amber keefer | Traducido por ehow contributor

Haces un viaje al cuarto de lavado, sólo para descubrir que la ropa en la secadora todavía está húmeda. Sabes que tanto el gas como el interruptor están encendidos, por lo que no entiendes por qué la secadora no funciona. Ya has comprobado las cosas obvias como asegurarte que la puerta esté bien cerrada y que el control "Inicio" esté activado, pero eso no ayuda. El siguiente paso es echar un vistazo más de cerca a algunos de los componentes básicos del secador para tratar de diagnosticar el problema.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Ve a la ventilación de la secadora ubicada en la parte exterior de la casa para comprobar que circule el aire. Coloca la mano sobre la rejilla de ventilación, mientras la secadora esté en funcionamiento. Si sientes poco o nada de aire caliente que sale de la ventilación, comprueba el filtro de pelusas, que normalmente se encuentra en la parte superior de la secadora, y quita cualquier pelusa.

  2. 2

    Desenchufa la secadora de ropa o apaga la alimentación en el panel de servicio eléctrico antes de examinar cualquier parte del aparato conectada a la secadora o que se encuentra en el interior de la misma. Incluso después de cortar la corriente de la secadora, déjala reposar durante unos minutos antes de comenzar cualquier trabajo en ella. Siempre sigue los procedimientos de seguridad para evitar el riesgo de descargas eléctricas cuando trabajes con electrodomésticos.

  3. 3

    Mira detrás de la secadora para asegurarte que el conducto de ventilación esté conectado tanto a la secadora como hacia la ventilación exterior. Mueve la secadora de la pared si es necesario para acceder detrás de ella, para hacer una inspección más cercana de la manguera de ventilación. Toma el extremo de la manguera que se conecta a la secadora. Verifica que no haya acumulación de pelusas u otras obstrucciones en el interior del conducto de la misma.

  4. 4

    Retira el panel de acceso en la parte delantera inferior de la secadora para que puedas observar las partes del ensamblaje del quemador en funcionamiento. Por lo general, puedes sacar el panel suelto con un destornillador plano. Elige una configuración de alta temperatura y luego enciende la secadora. Debes ver la luz del encendedor. El encendedor en los nuevos modelos sustituye al piloto de los modelos más antiguos de los aparatos a gas. Si el encendedor está trabajando como debe ser, las dos bobinas de la válvula de gas harán clic, y las llamas se encenderán.

  5. 5

    Presta atención si el encendedor se apaga después de iluminar por sólo unos segundos. Si lo hace, es probable que el problema sean las bobinas, que controlan el flujo de gas de la secadora. Sin embargo, si el encendedor permanece activado, el problema podría ser el sensor de la llama, otra parte del ensamblaje del quemador, que se asemeja a un pequeño cuadrado negro. Se supone que éste sensor debe apagar el dispositivo de encendido cuando se calienta y abrir la válvula de gas, lo que permite que la secadora caliente.

  6. 6

    Programa una llamada de servicio para que reparen la secadora si observas que todos los componentes del ensamblaje de los quemadores no están funcionando correctamente. Puede que una de las partes necesite ser reemplazada, y a menos que estés seguro de lo que estás haciendo, debe hacer esto un profesional que esté familiarizado con el funcionamiento de un aparato a gas.

Consejos y advertencias

  • Limpia el filtro de pelusas con regularidad, preferiblemente después de cada carga de secado. No sólo la acumulación de pelusa afecta la eficiencia de la secadora, sino que también puede representar un peligro de incendio. Es posible que desees aspirar el interior del gabinete de la secadora al menos una vez al año para eliminar cualquier acumulación de pelusa, especialmente en torno al motor y al quemador de gas. Asegúrate de desconectar el cable de alimentación de la secadora y apagar el gas antes de comenzar.
  • No hagas funcionar la secadora sin el filtro de pelusas en su lugar. Apaga el gas antes de mover la secadora para que la tubería de gas no se dañe o tenga fugas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media