Cómo solucionar problemas con el sistema de dirección en un Ford Mustang

Escrito por ehow contributor | Traducido por patricio peters
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Más de 40 años después de su lanzamiento inicial, el Ford Mustang se mantiene en producción. Mientras que cada generación tiene sus necesidades especiales de mantenimiento, se pueden solucionar los problemas con el sistema de dirección en todos los modelos para asegurarse de que el automóvil continúe con una conducción fácil y segura.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fluído Mercon ATF

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mantén el depósito del sistema de dirección lleno del líquido Mercon ATF. Agrega el fluido con el motor en marcha hasta que los niveles estén constantes. Busca contaminación, mangueras sueltas o fugas. Si encuentras aire en el sistema, purga con la bomba de evacuación.

  2. 2

    Conserva las llantas en buen estado y sustituye los neumáticos desgastados en parejas. Mantén una presión uniforme en los neumáticos, rota los neumáticos y las ruedas con regularidad. Mantén el extremo delantero alineado. Cuando te encuentres con problemas de dirección, empieza a buscar la solución mirando los neumáticos y la alineación.

  3. 3

    Lubrica la parte frontal inferior del brazo de control y las juntas de vinculación de dirección. Con los modelos 2005 y posteriores, la lubricación de las juntas se recomienda cada tres meses. Asegúrate de que las tuercas de montaje y los tornillos estén bien apretados. Si revisaste los neumáticos, los niveles de fluidos y la lubricación entonces puedes buscar en otras partes del sistema las causas de los problemas de dirección.

  4. 4

    Realiza un seguimiento de las posibles causas de juego del volante mediante la búsqueda de signos de aflojamiento en las ruedas mientras otra persona mueve el volante. Revisa desde el eje de la columna hasta las de varillas de terminación para asegurarte de que el movimiento en cada componente es seguido con un movimiento igual en el componente conectado. Observa especialmente el desgaste de los casquillos de bola y el brazo del rodillo y el juego excesivo en la caja de dirección.

  5. 5

    Busca la fricción o adaptaciones demasiado justas en la caja de cambios de dirección y articulación si experimentas una dirección tensa o dura. También deberás comprobar la bomba de dirección asistida para asegurarte de que exista una presión adecuada en el sistema hidráulico.

  6. 6

    Identifica las causas de los ruidos controlando la correa de dirección asistida para asegurarte de que no este demasiado floja y buscando articulaciones, rodamientos y conexiones mal lubricadas. Busca también los componentes de vinculación desgastados y sueltos.

Consejos y advertencias

  • El manual recomienda un equivalente al fluido Tipo F para los modelos de 1979 hasta 1994. Para los modelos de la primera generación (1965 a 1972), se recomienda el fluido de dirección asistida.
  • Se debe lubricar el brazo de dirección cada 30.000 millas (48.000 km) en los modelos hasta 1993. La grasa genérica para chasis servirá para el propósito.
  • Los modelos de primera generación también requieren la lubricación de la válvula de la rótula de accionamiento con un lubricante de juntas cada tres años. No permitas que el sello de arranque se abulte.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles