Soluciones antibacteriales que se pueden usar con un irrigador bucal

Escrito por mason howard | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Soluciones antibacteriales que se pueden usar con un irrigador bucal
Ten en cuenta la mejor opción según las características de tu boca. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Si tienes gingivitis, un irrigador bucal es clave para limpiar debajo de las encías, que es donde el cepillo de dientes no llega. El irrigador también sirve si tienes aparatos. Si, en vez de utilizar nada más que agua, usas una solución antibacterial, estarás contribuyendo a que tu boca esté más sana. Revisa el manual de usuario y asegúrate de que el irrigador funcione con estas soluciones. En general, las que funcionan con este aparato son aquellas que no tienen blanqueador o yodo.

Otras personas están leyendo

Enjuagues bucales antisépticos

Los enjuagues bucales antisépticos son soluciones a base de alcohol. Generalmente, entre sus ingredientes activos están el mentol, el salicilato de metilo y el timol y matan a las bacterias de manera rápida y efectiva. Sin embargo, si eres propenso a tener la boca seca, quizá no sea la mejor opción utilizar un enjuague bucal, porque se conoce que absorbe la humedad. Muchos grandes productores de este producto también venden fórmulas con floruros o bien otras más suaves para niños.

Peróxido de hidrógeno

Si prefieres un enjuague bucal sin alcohol, usa una solución de una parte de tres por ciento de peróxido de hidrógeno y una parte de agua en tu irrigador bucal. El peróxido de hidrógeno tiene propiedades antibacteriales, antimicóticas y antivirósicas y además es un desinfectante apropiado para los cortes y las llagas de la boca y ayuda a que el irrigador bucal se mantenga desinfectado por más tiempo.

Enjuagues bucales con dióxido de cloro

Como se usa para desinfectar los aparatos que entran en contacto con el agua corriente, los enjuagues bucales de dióxido de cloro tienen fuertes propiedades antisépticas. Su poder oxidante también ayuda a pelear con la halitosis, cuyo síntoma más característico es el mal aliento. Este tipo de enjuagues se los puede encontrar tanto con la frase "estable" como "activo". Los enjuagues bucales activos tienen fórmulas más puras que los de dióxido de cloro, mientras que los que se conocen como estables se hacen con clorito de sodio. Para lograr un mejor efecto oxidante, escoge las soluciones activas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles