¿Qué son las corrientes profundas?

Escrito por brian heuberger | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué son las corrientes profundas?
Las corrientes profundas se desarrollan en las regiones del norte, más frías. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las muchas y enormes capas del agua por debajo de la ondulante superficie del océano se consideran capas oceánicas profundas, y se estima que el 90% de un océano corresponde a aguas profundas. Las distintas fuerzas se combinan para causar que estas aguas profundas generen corrientes que fluyen por todo el globo, con un patrón de circulación específico.

Otras personas están leyendo

Corrientes profundas

Las corrientes profundas en el océano son causadas por una gran cantidad de agua superficial que se hunde. El agua superficial es la capa superior de agua, más cercana a la superficie oceánica. El sol puede alcanzar esta capa con facilidad, calentarla y evaporar parte de ella. Cuando la superficie del agua se vuelve extremadamente fría, la menor temperatura y sal adicional causa que el agua superficial se vuelva más densa que la capa por debajo de ésta, hundiéndose en las profundidades del océano en un proceso de circulación conocida como circulación termohalina. La circulación termohalina, o el hundimiento de la superficie acuática más densa, es la fuente de las corrientes oceánicas profundas.

Dónde ocurren

La circulación termohalina puede sólo desarrollarse en regiones extremadamente frías en las que la temperatura del aire es lo suficientemente baja para lograr que la superficie del agua se vuelva muy fría, muy salada y más densa que el agua por debajo. Por lo tanto, las corrientes profundas en general ocurren en las latitudes más altas de la tierra, como las Aguas Profundas del Atlántico Norte y las Aguas Profundas Antárticas, y desde estas gélidas regiones polares el agua fluye a un ritmo relativamente lento hacia el ecuador.

Características

Luego del proceso de circulación termohalina, el agua superficial que se hunde hacia las profundidades del océano no se mezcla demasiado bien con las capas por debajo, y es por lo tanto sencillo identificar las masas de agua en hundimiento mediante datos científicos. Las corrientes perfundas se pueden distinguir por sus temperaturas extremadamente frías, la relativamente alta concentración de oxígeno y los altos niveles de sal que resultan del agua superficial en hundimiento. Debido a estas condiciones, el agua en las corrientes profundas del océano es también muy densa.

Patrón de circulación

Muchas corrientes profundas siguen un patrón especifico de circulación a medida que viajan por el planeta, y este patrón en general forma un ciclo. La mayoría de las aguas hundidas se forman en el Atlántico Norte, cerca de Islandia, y a partir de esas corrientes profundas comienza el patrón de circulación. Estas aguas muy densas fluyen hacia el sur, pasando por el extremo sur de África, y viajan por el sur del océano Indico, viajando hacia la costa este de Australia y siguiendo rumbo hacia el Pacífico Norte. Una vez que las corrientes profundas ingresan en el Pacífico Norte, el incremento de temperaturas causa una disminución de su densidad, y el agua comienza a elevarse hacia la superficie nuevamente.

El agua superficial en el Pacífico Norte luego fluye hacia el sur, viajando entre Asia y Australia, envolviendo el extremo sur de África nuevamente, pero esta vez en dirección al oeste, y luego yendo hacia el Atlántico Sur. Desde allí el agua se conecta con la corriente del Golfo y fluye nuevamente hacia el norte. Una vez que retorna a las latitudes más frías del Atlántico Norte, la densa superficie del agua se hunde profundamente en el océano, formando una corriente profunda y repitiendo el ciclo completo otra vez.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles