Cultura y ciencia

¿Qué son las cuatro vocaciones católicas?

Escrito por linda ray | Traducido por luciano ariel castro
¿Qué son las cuatro vocaciones católicas?

Vocación es un término pertinente a todos los miembros de la Iglesia católica.

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Usualmente 'vocación' es un término utilizado en el contexto del orden sacerdotal. Sin embargo, en la actualidad, 'vocación' es un término pertinente a todos los miembros de la Iglesia católica. La vocación de una persona representa el tipo de vida personal que va a elegir para relacionarse con la iglesia. Los católicos tienen la posibilidad de elegir entre cuatro tipos de vocaciones: sacerdocio, vida religiosa, casamiento y la vida de soltero.

Otras personas están leyendo

Llamado del Señor

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

De acuerdo a la doctrina católica, al recibir el don del bautismo, en la fe cristiana, una persona también recibe un "llamado" de Dios. Esta doctrina se basa en un precedente bíblico: "Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios (Romanos 11:29)". Al tratar de entender el llamado de Dios, un creyente tratará de entender qué tipo de papel debe cumplir en la Iglesia católica. Éste será capaz de elegir entre una de las cuatro vocaciones. Sin embargo, ninguna vocación es más importante que las demás. Más bien, Dios llama a personas diferentes para diferentes vocaciones, y cada una de estas vocaciones sirve para ayudar a la Iglesia a mantenerse saludable y vibrante.

Sacerdocio

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Un claro ejemplo de la estructura patriarcal de la Iglesia católica es el hecho de que los sacerdotes católicos cumplen funciones que las monjas católicas no pueden realizar. Las monjas no tienen permitido realizar ciertas tareas exclusivas de los sacerdotes, entre las que se incluyen la administración de sacramentos y la escucha de las confesiones privadas. Sin embargo, ambos (monjas y sacerdotes) comparten en común el hecho de practicar la vida de celibato. Los sacerdotes también atienden a aquellos que están sufriendo de enfermedades y aconsejan a los que sufren problemas como dificultades en el matrimonio, el encarcelamiento o la dependencia a drogas.

Vida religiosa

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Además de los sacerdotes, la Iglesia católica se beneficia del compromiso y el apoyo espiritual de muchas personas que actúan detrás de escena: hermanos y hermanas. Estas personas se dedican exclusivamente a la Iglesia, tomando los votos de pobreza, castidad y obediencia. Esto significa que van a vivir donde se les asigne, van a abstenerse de involucrarse en relaciones románticas o sexuales, y seguirán las orientaciones de sus superiores. Los monjes y monjas también siguen esta vocación, y gran parte de sus vidas austeras la dedican a la oración comunitaria y a prestar servicios generales a la comunidad católica.

Matrimonio

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

El matrimonio es la única vocación en la cual se permite el sexo. Sin embargo, el sexo en el matrimonio católico no es considerado un hecho indispensable. Por el contrario, a un hombre y una mujer que se unen en matrimonio, se les insta a cuidar sus votos matrimoniales: "Hasta que la muerte los separe, en la salud y la enfermedad, en la riqueza y la pobreza, para mejor o peor". También se les anima a ver sus cuerpos como sacramentos de la vida, capaces de formar una familia. Los padres y los niños están invitados a participar como voluntarios en la Iglesia católica. De hecho, los hombres casados ​​pueden cumplir la función de los diáconos en la Iglesia, que son responsables de la predicación, la enseñanza, la administración de la Santa Comunión y la atención de las necesidades de los miembros marginados de la congregación.

Vida de soltero

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Algunas personas no eligen voluntariamente ser solteras. Sin embargo, si no se han casado aún, los miembros de la Iglesia católica deben reconocerlas como tales. Esto significa que deben vivir una vida de celibato, priorizando la castidad por encima de la promiscuidad. Los miembros solteros de la Iglesia son capaces de ayudar de formas que las personas casadas no pueden. Son invitados a invertir su tiempo, dinero y talento para ayudar a la Iglesia a llegar a la comunidad. Además, a diferencia de las parejas casadas, estas personas se encuentran a menudo dispuestas a viajar si es necesario con el fin de ayudar a los misioneros o incluso en rol de enviados.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media