¿Son las cuentas por cobrar activos tangibles?

Escrito por dennis hartman | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Son las cuentas por cobrar activos tangibles?
¿Son las cuentas por cobrar activos tangibles? (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Una contabilidad completa y exacta es fundamental para un negocio para entender su situación financiera y para que sus líderes puedan tomar decisiones sobre el futuro. Uno de los documentos más importantes de la contabilidad es una hoja de balance, que incluye el patrimonio neto, los pasivos y los activos. Los activos consisten en cualquier cosa que posee un negocio o los controles que tienen valor, incluidos los elementos intangibles y los activos tangibles, tales como las cuentas por cobrar.

Otras personas están leyendo

Definición de cuentas por cobrar

En contabilidad, las cuentas por cobrar se refieren al dinero que los clientes le deben a la empresa. Una empresa crea cuentas por cobrar cuando le suministra a sus clientes productos y servicios antes de recibir el pago en su totalidad. Cuando los clientes hacen un pago inicial, sólo el saldo restante forma parte de las cuentas por cobrar. Las empresas utilizan las cuentas por cobrar para realizar un seguimiento de cuánto dinero puede esperar recibir en el futuro cercano.

Activos tangibles

Las cuentas por cobrar son activos tangibles. Esto significa que tienen un valor en efectivo claro que es fácil para los contadores de identificar. Otros activos tangibles incluyen los ahorros en efectivo, los bienes inmuebles y el inventario que posee una empresa. Estos activos se diferencian de los activos intangibles, como las patentes. licencias y marcas, los cuales tienen un valor muy real que es difícil de medir. Dado que las empresas emiten facturas, con cantidades específicas inflexibles en una moneda indicada, saben cuánto van a recibir, haciendo que las cuentas por cobrar sean un activo tangible, aunque el dinero no esté en posesión de la empresa.

Condiciones de pago

El plazo de pago es el período de tiempo que un cliente tiene para pagar una factura. Por ejemplo, una empresa puede ofrecer productos a un cliente con una factura que tiene una fecha de vencimiento de 30 días en el futuro. En este caso, el plazo de pago es de 30 días y el importe de la factura se mantiene en las cuentas por cobrar de la empresa como un activo tangible. Una vez que el cliente paga la factura, los contadores deducen esa cantidad de cuentas por cobrar y lo añaden a otra cuenta, como una cuenta de ahorro de dinero en efectivo donde la empresa deposita los cheques del cliente. Esta cuenta es otro activo tangible, lo que significa que el pago no cambia el valor de los activos combinados de la empresa.

Contexto

Las cuentas por cobrar de una empresa en el contexto de su hoja de balance, también incluye otros tipos de activos tangibles e intangibles, junto con los pasivos. Las cuentas por pagar, que representan las deudas del negocio para las compras y servicios recientes, son lo contrario de las cuentas por cobrar y cuentan como un pasivo en el balance general hasta su pago. Otras obligaciones incluyen las deudas a largo plazo, los cuales cuentan para todos los activos tangibles e intangibles para determinar el valor neto de una empresa. El valor y la importancia de las cuentas por cobrar varía de una empresa a otra en base a la cantidad de crédito que cada negocio extiende a sus clientes, pero siempre es un elemento esencial de la contabilidad de las empresas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles