Qué son los ejercicios contables fiscales y de calendario

Escrito por wally foster | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué son los ejercicios contables fiscales y de calendario
La elección de un año fiscal a efectos contables puede ser una decisión importante. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Todas las empresas deben tener un año fiscal para a efectos contables, pero ese año fiscal no tiene que alinearse con el año natural: de hecho, muchos negocios en su lugar eligen un año fiscal que comienza (y, por necesidad, termina) en el medio del año calendario. Si bien la elección de un año fiscal puede ser una decisión difícil para una empresa, muchas empresas, en particular las pequeñas empresas, usan un año calendario por defecto. Es importante saber si la elección de un año fiscal para un negocio es una opción, y si es así, se deben conocer cuáles son las consideraciones fundamentales.

Otras personas están leyendo

Año calendario contable

El uso de un año calendario es simple: cuando una empresa elige un año calendario, a efectos contables, en lugar de un año fiscal, el ejercicio contable de la empresa se ejecuta desde el 1 de enero al 31 de diciembre. Esto significa que los informes financieros se publican y los impuestos se pagan sobre la base de lo que suceda durante un año calendario regular, al igual que una persona generalmente paga impuestos sobre la base de los ingresos obtenidos a partir del 1 de enero al 31 de diciembre

Año fiscal contable

Cuando una empresa decide utilizar un año fiscal en lugar de un año natural, ésta debe elegir una fecha determinada para el comienzo y el término de ese año. Por ejemplo, muchas empresas utilizan un año fiscal que comienza el 1 de julio y termina el 30 de junio del año siguiente. Las empresas que desean cambiar de un método del año calendario a un método de año fiscal deben obtener el permiso del Servicio de Impuestos Internos para hacer un cambio de este tipo; el IRS le pedirá a la empresa demostrar que el cambio no contempla ayudar a la empresa a evitar los impuestos.

Elegir un año contable

Para muchas empresas, la elección de si se debe utilizar un año calendario se determina por el método de formación del negocio. Por ejemplo, una empresa unipersonal usualmente utiliza el año fiscal de su dueño, que generalmente es el año natural. Para las asociaciones, el ejercicio contable se determina normalmente por el ejercicio de la mayoría de los socios.

Una de las razones principales por las cuales las empresas eligen un año fiscal es para asegurar que las ganancias y las pérdidas de una temporada de negocios estén agrupadas en el mismo para los propósitos de la contabilidad y de los impuestos.

Consideraciones prácticas y ejemplos

Una buena razón para que un negocio utilice un año natural es para hacer que los cálculos de la contabilidad y los cálculos de impuestos sean más fáciles. Entre otras consideraciones, este método permite a un individuo reportar los ingresos del negocio en la misma línea de tiempo que el ingreso personal.

El uso de un año fiscal le permite a las empresas a tener un período contable que se ajuste a las actividades de la empresa. Por ejemplo, una operación de venta puede hacer que la mayor parte de su dinero se contabilice en diciembre y que pague la mayor parte de sus gastos en enero: un año fiscal permite que los ingresos y los gastos de cada temporada sean seleccionados. Otro ejemplo: una estación de esquí puede querer asegurarse de que toda su temporada de esquí se lleve a cabo durante el mismo año fiscal, para poder hacer un mejor seguimiento de los resultados año tras año.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles