DESCUBRIR
×

Qué son los porta-agujas

Actualizado 19 julio, 2017

Los instrumentos quirúrgicos han hecho grandes avances. Algunos de los primeros podrían pasar fácilmente por simples herramientas de carpintería. Tenían nombres y formas extrañas. Los porta-aguja son una excepción. Basados en el principio básico de la pinza hemostática, tienen la función de sostener una aguja especializada.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Hemostato

Una pinza hemostática es un tipo de abrazadera utilizada en cirugía y en toda la medicina para una variedad de tareas. Son largas y delgadas y varían en tamaño, el de 5 (12,5 cm) y 7 pulgadas (17,5 cm) son los más populares. La sujeción de punta es larga y puede ser recta o curva. Tienen un cierre de trinquete entre los mangos y los anillos de dedo, lo suficientemente grandes como para acomodar la mayoría de los dedos. Son herramientas muy utilizadas por enfermeras y paramédicos.

Sostenedores de aguja

Los porta-agujas, o controladores de agujas, son esencialmente pinzas hemostáticas especializadas; similares en forma y diseño. Mientras que la pinza es una herramienta generalizada, ésta se utiliza para una sola cosa: suturas. Son el dispositivo que se utiliza para mantener la aguja de sutura en su lugar. Permiten que el médico coloque la aguja con precisión y luego la conduzca a través del tejido para completar una puntada.

Comparación

Existen grandes diferencias entre ambas. Las hemostáticas son largas y delgadas, las porta-agujas son cortas y ligeramente gruesas . La punta de sujeción sobre las hemostáticas son largos y acanalados. Las otras son cortas, y pueden ser ligeramente acanaladas o lisas. Lo único que tienen en común, es el aspecto similar y el bloqueo de trinquete.

Función

Las portaagujas se utilizan para sujetar la aguja de sutura curvada y perforar a través del tejido para atar el hilo de sutura a través de una incisión. Los extremos se pueden juntar para dibujar los bordes de la piel juntos y luego ligarlas. Los porta-agujas son preferencia del médico. Cada médico tiene sus favoritas y algunos incluso las compran por su propia cuenta con tal de tener la que más les sute.