Estilo

Cómo sonreir con frenillos

Escrito por kathryn hatter | Traducido por adriana de marco
Cómo sonreir con frenillos

Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images

Puede ser que con una boca llena de metal no te den ganas de sonreir, pero no dejes que los frenillos te depriman. En lugar de preocuparte por tus dientes adornados, obtén de ellos lo mejor. Aprende a sonreir con los frenillos, haciendo brillar esa sonrisa de metal tan frecuentemente como puedas. Pensar sobre los dientes perfectos que tendrás cuando te saquen los frenillos te ayudará a sobrellevarlos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Mantén los frenillos limpios cepillando tus dientes luego de cada comida. Debido a que el aparato puede atrapar partículas de alimentos mientras los ingieres, es fácil que tengas un trozo de patata frita en él. La próxima vez que abras tu boca para sonreir, estarás mostrando esa patata en lugar de tu sonrisa ganadora si no limpias tus dientes cuidadosamente.

  2. 2

    Elige cómo quieres sonreir. Alguna gente producirá su sonrisa más ancha, hasta con el aparato. Otros pueden decidir por una sonrisa menos amplia o por hacerlo con la boca cerrada. A medida que te acostumbres a los frenillos, posiblemente decidas sonreir tanto como lo hacías sin ellos.

  3. 3

    Produce tu mejor sonrisa para mostrarle al mundo el aparato y los dientes que muy pronto estarán derechos. Muéstrale a todos lo bien que te sientes con ellos. El aparato significa que en los próximos meses o años tendrás una sonrisa matadora.

Consejos y advertencias

  • El estigma de los frenillos se está convirtiendo en una cosa del pasado. Muchos adultos, a los que nunca se le enderezaron sus dientes cuando eran niños, los están adoptando en su adultez. Los aparatos son más pequeños y menos visibles ahora, generalmente del color de los dientes en lugar de ser plateados.
  • Usa analgésicos que puedas comprar sin receta luego de que hayan tensado tus frenillos. Ese ajuste puede ser que te duela, y puede ser que en ese momento no quieras sonreirte. El analgésico puede reducir el dolor y reconfortarte.
  • Evita las comidas que puedan quedar atrapadas en los frenillos o las que los puedan dañar. Si las palomitas de maíz, los dulces duros y los chicles se quedan pegados a tu aparato lo pueden dañar.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media