Lifestyle

Cómo usar soportes visuales para niños con autismo

Escrito por adrienne warber | Traducido por ehow contributor
Cómo usar soportes visuales para niños con autismo

Visual moments from a great international zoo park - People image by fotoliamemberN from Fotolia.com

Los niños con autismo experimentan dificultades de comunicación y es posible que no respondan bien a las órdenes verbales o cambios de rutina. Estos niños crecen en rutinas estructuradas y con comunicación a través de apoyos visuales. Debido a que los niños autistas suelen tener fuertes habilidades visuales, los soportes visuales les ayudan a interactuar con otros, expresar sus sentimientos y entender su horario diario. Si eres padre de un niño autista, puedes aprender a utilizar las medidas visuales para mejorar la comunicación con tu hijo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fotografías de habitaciones, lugares, personas y objetos de la rutina diaria
  • Símbolos gráficos de actividades y objetos
  • Una cartulina
  • Papel adhesivo transparente
  • Etiquetas para comida
  • Un calendario
  • Un horario portátil
  • Una carpeta

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Crea apoyos visuales para reflejar la rutina del niño. Usa una combinación de fotografías y símbolos gráficos. Elige fotografías de personas, objetos específicos y objetos abstractos o actividades en la rutina de tu hijo. Haz imágenes de símbolos para las actividades en general. Dibuja tus propios símbolos, utiliza imágenes prediseñadas o descarga símbolos gráficos pre-hechos de las páginas web de apoyo visual.

  2. 2

    Monta los soportes visuales sobre una cartulina y lamínalos con papel adhesivo transparente para una mayor durabilidad. Etiqueta cada tarjeta con una palabra para describir la actividad. Los apoyos visuales en general incluyen imágenes de las siguientes actividades: comer, orinar, la escuela, bocadillos, juguetes, cepillarse los dientes, el baño o la cama.

  3. 3

    Muéstrale a tu hijo el símbolo o fotografía antes de cada actividad. Haz suficientes tarjetas para reflejar cada parte de su rutina. Anímalo a usar las tarjetas para que te deje saber cuando quiere algo.

  4. 4

    Etiqueta los alimentos y cuelga los símbolos gráficos de las opciones de comida en el refrigerador. Las etiquetas de los alimentos y los símbolos ayudan a tu hijo a identificar y seleccionar los alimentos. Algunos niños con autismo son comedores quisquillosos. Los símbolos gráficos pueden ayudarte a conseguir que tu hijo coma. Coloca señales para un menú de comida en la puerta del refrigerador y pídele a tu hijo que elija las tarjetas de los alimentos que prefiere comer.

  5. 5

    Elabora un calendario de actividades con símbolos gráficos. Explica la rutina diaria a tu hijo al principio del día para ayudarle a entender su horario. Tu hijo querrá saber qué días son los días de la escuela y cuáles son los días en casa, ya que cada actividad requiere una rutina diferente. Los calendarios también ayudan a introducir un cambio en la rutina, como una cita médica, una niñera o un viaje familiar. Coloca imágenes en el calendario que describan las actividades más importantes del día. Cuando se produzca un cambio de rutina, haz que tu niño coloque el símbolo de una nueva actividad en su agenda para que se sienta en control de su agenda.

  6. 6

    Haz un horario portátil para que tu hijo lo lleve con él si tiene muchas actividades fuera de la casa. Coloca símbolos que describan su rutina diaria en una carpeta o álbum de fotos. El horario portátil le ayudará a sentirse cómodo cuando se traslada a diferentes lugares a lo largo de su día, porque el programa proporciona consistencia.

  7. 7

    Coloca un tablero de opciones para dar a tu hijo la oportunidad de seleccionar las actividades. Un tablero de opciones es una colección de imágenes que permiten a tu hijo elegir actividades que forman parte de su agenda. Coloca el tablero de opciones en un lugar y que tu hijo sepa que puede elegir una tarjeta para iniciar una actividad.

  8. 8

    Diseña una caja de "stop" (pare) y un símbolo de "no". Una caja de "stop" permite a tu hijo comunicarse cuando quiere dejar una actividad. Usa una caja de zapatos, cesta o sobre para la caja. Cuando el niño se canse de una actividad, colocará el símbolo gráfico que representa a la actividad en la caja. También puedes utilizar el símbolo "no". Puede que tú también quieras un símbolo "no" que se utilizará siempre que un objeto, actividad o comida no esté disponible.

Consejos y advertencias

  • Si tu hijo tiene problemas para entender una actividad, utiliza símbolos gráficos para explicar la tarea en pasos más fáciles.
  • Al iniciar un programa u horario, realiza las tareas tú mismo primero para demostrar a tu hijo. Tu hijo aprenderá al verte.
  • Pídele a tu hijo que te ayude a colgar los símbolos gráficos en el lugar apropiado mientras que le explicas el horario. La participación activa ayuda al niño a aprender la rutina.
  • Mantén los soportes visuales simples y concisos. Usa imágenes grandes y palabras que usas normalmente para describir la actividad.
  • Crea símbolos gráficos que reflejen reglas importantes, tales como "no se debe morder" o "lava tus manos".
  • Si tu hijo parece frustrado con una imagen específica de una actividad, cambia la imagen por otra cosa. Hacerlo puede aliviar su frustración.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media