Cómo sostener una copa de vino

Escrito por erin donnelly | Traducido por maría di nucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sostener una copa de vino
Siempre sostén una copa de vino por su tallo, nunca por su cuenco. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Hay un propósito para esos tallos largos y delgados en las copas de vino; y no es sólo por el aspecto. Las copas de vino están destinadas a ser sostenidas por sus tallos, y no por la copa. Cuando se sostiene incorrectamente, el calor de tu cuerpo va a pasar de las manos para calentar el vidrio y el vino más allá de su temperatura ideal de consumo. Descuidar esta etiqueta de beber vino también dará lugar a las huellas digitales antiestéticas en tu copa. Y sin la técnica de agarre adecuada, perderás ese sonido tintineante agradable durante un brindis.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Llena la copa de vino entre un tercio y la mitad de la misma. Una porción más grande hará que el cristal se sienta inestable en la mano.

  2. 2

    Levanta la copa por el tallo, no por el cuenco.

  3. 3

    Aprieta el vástago entre el pulgar y los dedos. No lo sujetes con el puño.

Consejos y advertencias

  • Si bebes un vino destinado a ser servido caliente, tal como un borgoña, sostener la copa de vino por el cuenco no afectará el sabor.
  • El vino que se sirve demasiado frío puede ser necesario calentarlo ligeramente con la mano en el cuenco del vaso.
  • Coloca el dedo meñique en la base de la copa (la parte que se sienta en la mesa) para estabilizar la mano si es necesario.
  • Esta etiqueta para sostener la copa se aplica a otras copas de bebidas, así como para las copas de champán.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles