Cómo suavizar la caña de un saxofón

Escrito por allison fowler | Traducido por eduardo moguel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo suavizar la caña de un saxofón
A veces es necesario ajustar la caña de un saxofón para que funcione correctamente. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Las cañas de saxofón rara vez funcionan perfectamente bien al sacarlas de la caja. Aprender a trabajar tus cañas te ahorrará dinero, pues te permitirá rescatar cañas que pensabas que no servían. Algunos ajustes requieren herramientas especializadas. Sin embargo, suavizar una caña que está muy dura puede lograrse con materiales que quizás ya tengas a la mano. Con práctica, ajustar las cañas a tu preferencia será una tarea corta y sencilla.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel de lija de grano 600 o 1000
  • Vidrio real o plástico de a menos 2 por 4 pulgadas (5 por 10 cm) y de 1/4 de pulgada (6 mm) de ancho

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cura tu caña

  1. 1

    Cura tus cañas antes de decidir si están o no muy duras. Con frecuencia, las cañas de saxofón se sienten duras las primeras veces que las usas, pero se suavizan con el tiempo. El proceso de curado toma unos cinco días, así que planéalo con anticipación.

  2. 2

    Remoja las cañas en agua tibia por un minuto. Dejarlas en el agua demasiado tiempo provocará que se saturen de agua, lo que hará que se sientan muy duras. Sácalas del agua y colócalas con el lado plano hacia abajo sobre el vidrio.

  3. 3

    Frota el anverso del papel de lija contra la parte curva de la caña para cerrar los poros. Usa movimientos cortos para evitar dañar la punta de la caña.

  4. 4

    Toca con la caña por cinco minutos. Guárdala.

  5. 5

    Repite del Paso 2 al 4 todos los días por cinco días con cada una de tus cañas nuevas.

    Suavizar la caña

  1. 1

    Remoja la caña en agua tibia por un minuto.

  2. 2

    Sostén la caña por la corteza frente a una fuente de luz y observa la punta. Si la luz pasa con mayor facilidad por una lado de la punta que por el otro, deberás adelgazar dicho lado para que coincidan. Si la punta se ve uniforme, tendrás que trabajar sobre toda la caña.

  3. 3

    Humedece el papel de lija.

  4. 4

    Frota con suavidad la punta de la caña. Usa movimientos cortos y siempre muévete hacia la punta. Comienza a raspar el lado más duro si existe uno. Evitar raspar el "corazón" de la caña o el triángulo grueso que está sobre la corteza. La mayoría de los ajustes pueden limitarse a la punta. No raspes demasiado al principio.

  5. 5

    Coloca la caña en la boquilla y pruébala. Si está demasiado dura, repite el Paso 4 y prueba la caña hasta que estés satisfecho con el resultado.

Consejos y advertencias

  • Marca tus cañas en la base con un número para facilitar su identificación.
  • Probablemente arruines unas cuantas cañas durante el proceso de aprendizaje. Hacer ajustes pequeños en cada ocasión y pruebas entre cada ajuste disminuirá el número de cañas desperdiciadas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles