¿Qué sucede si consumes demasiados minerales?

Escrito por heather rutherford | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué sucede si consumes demasiados minerales?
Los tentempiés con elevado contenido de sodio pueden ser los culpables de tu hipertensión. (Creatas Images/Creatas/Getty Images)

Los minerales que obtienes de tu dieta te ayudan a mantener la función normal de tu cuerpo. Sin embargo, tu cuerpo no requiere grandes cantidades de minerales. Puedes obtener las cantidades adecuadas de lo que comes. Esto hace que los suplementos con frecuencia sea innecesarios y, si tomas demasiada cantidad de un mineral, los suplementos pueden ser peligrosos. Por este motivo, es importante que consultes con tu médico los minerales que estás considerando ingerir.

Otras personas están leyendo

Sodio

La alta presión contribuye a casi 400.000 muertes en los EE.UU. por año y, según los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), mucha culpa la tiene el sodio. Cada día no debes consumir más de 1,500 miligramos de sodio para permanecer sano. Sin embargo, el CDC informa que la mayoría de los estadounidenses, de más de 2 años de edad, consumen 3,436 miligramos por día. Este elevado consumo de sodio puede ocasionar una elevada presión sanguínea que puede llevar a otras condiciones, como por ejemplo, la enfermedad cardíaca. Para reducir tu ingesta de sodio, MayoClinic.com sugiere que te fijes en las etiquetas de los alimentos para encontrar comida con menos de 35 miligramos de sodio por porción.

Hierro

El hierro se almacena en muchos de tus órganos y rara vez se excreta. Esto hace que la toxicidad del hierro se convierta en una preocupación. La toxicidad puede causar malestar estomacal, falla de algún órgano y muerte, en casos extremos. Para evitar dicha toxicidad, no consumas más de 45 miligramos de hierro por día. El hígado de pollo y los cereales fortificados tienen las dosis más altas de hierro. Las fuentes de hierro de la carne se absorben más rápidamente y por ende es más probable que sean más tóxicas. Si el hígado es tu comida favorita, haz que te examinen tus niveles de hierro como medida precautoria.

Zinc

Una sobredosis de zinc puede provocar náuseas, dolor de cabeza y fatiga. Los niveles de zinc sumamente altos también han sido vinculados a la anemia, a la función baja inmune y a una posibilidad aumentada de infecciones del tracto urinario. El National Institutes of Health sugiere mantener tu ingesta de zinc por debajo de los 40 miligramos por día, entre los alimentos y las fuentes de los suplementos. El zinc está en muchas de las carnes, los frutos del mar, las nueces y los huevos que comes. Ya que está en tantas comidas comunes, es importante usar los suplementos bajo el cuidado de un médico para evitar una sobredosis.

Selenio

Tu cuerpo requiere muy poco selenio para mantenerse sano: 55 microgramos por día. El selenio produce enzimas antioxidantes en tu cuerpo que ayudan a proteger tus células de algún daño, convirtiéndolo en potencialmente beneficioso al prevenir algunos cánceres, según MedlinePlus. Sin embargo, demasiado selenio puede provocar una condición llamada selenosis. Ésta puede hacer que pierdas el cabello, que sientas fatiga, que tengas un leve daño en los nervios y que sientas náuseas. Al selenio lo encuentras mayormente en la carne de los animales que fueron alimentados con una dieta de plantas. También se lo halla en los huevos, el ajo y los granos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles