¿Qué sucede cuando tu cuerpo se deshidrata?

Escrito por betty holt | Traducido por alejandro moreno
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué sucede cuando tu cuerpo se deshidrata?
Beber agua regularmente puede ayudarte a evitar la deshidratación. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Cuando el cuerpo se deshidrata, empiezas a sentir los efectos de esto, tanto física como mentalmente. Cuando te sientes sediento, puede que ya vayas camino a la deshidratación. Si no repones tu ingesta de agua pronto, puedes comenzar a sentirte muy mal a medida que más de tus órganos son afectados por la falta de agua. Prevén la deshidratación siguiendo algunas guías sobre la ingesta de líquidos.

Otras personas están leyendo

El cuerpo y el agua

La composición de tu cuerpo es de más de dos tercios de agua. Cuando pierdes más fluidos de los que ingieres, ocurre la deshidratación. El agua compone el 75 por ciento del tejido muscular y 10 por ciento del tejido graso. Transporta nutrientes dentro de las células y elimina los residuos. Es imposible sostener la vida por más de una semana sin agua. El Instituto de Medicina recomienda que las mujeres beban nueve tazas de agua diariamente y que los hombres consuman 13 tazas. Incrementa esta cantidad si te ejercitas en un clima cálido. Puedes perder hasta un cuarto de fluido durante una hora de ejercicio, dependiendo de la intensidad del ejercicio y la temperatura del aire.

Síntomas de deshidratación

Si tu cuerpo está deshidratado, no puede enfriarse apropiadamente, lo que lleva al agotamiento por calor o golpe de calor. Comenzarás a sentirte adormecido y tus músculos pueden acalambrarse. Tu cerebro no funcionará apropiadamente y comenzarás a sentirte mareado y lento. Tus riñones no podrán eliminar los productos de desecho, así que las toxinas se acumularán en tu sistema, haciéndote sentir enfermo. Tendrás estreñimiento y tu piel se pondrá seca y te dará comezón. Tendrás dificultad para regular tu temperatura corporal y puedes sentirte crónicamente frío.

Causas de deshidratación

Una causa común de la deshidratación es una enfermedad gastrointestinal, debido a la pérdida de fluidos por el vómito y diarrea. También puedes deshidratarte por practicar deportes o ejercitarte afuera en un clima cálido y seco, debido a que pierdes fluidos a través de la transpiración. Ciertas dietas que enfatizan perder el "peso de agua" y usan productos como laxantes y diuréticos para estimular la pérdida de peso pueden mermar el suministro de agua del cuerpo. Si comienzas a sentirte mareado o aturdido, tienes una boca seca o pegajosa y produces menos orina y ésta es oscura, te estás deshidratando y necesitas reponer líquidos.

Evitar la deshidratación

La mejor manera de evitar la deshidratación es beber suficientes líquidos, especialmente en un clima cálido, seco o ventoso. El agua es la mejor elección de fluido debido a que no tiene calorías. Utiliza ropa holgada y un sombrero en los días cálidos para mantenerte fresco, y sudar menos. Toma descansos en la sombra y bebe agua. Si realizas deportes o actividades extenuantes al aire libre, ingiere líquidos antes, durante y después de la actividad. Si tienes un problema gastrointestinal y no tienes ganas de comer o tomar líquidos, intenta tomar pequeños sorbos de agua o chupa paletas de hielo. Debido a que la cafeína es un diurético, evítala durante entrenamientos largos u otras situaciones que causen sudoración. Ve a un doctor si no puedes retener los alimentos o el agua, si te sientes débil o mareado cuando te pones de pie o produces poca orina. A veces puedes necesitar tomar fluidos a través de una vía intravenosa para acelerar la hidratación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles