Qué sucede cuando plantas un diente de ajo

Escrito por eoghan mccloskey | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué sucede cuando plantas un diente de ajo
Plantar un diente de ajo en la tierra puede crear nuevas plantas de ajo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El cultivo de hortalizas en casa puede ser particularmente gratificante en el sentido de que unas verduras frescas y de cultivo propio están al alcance del brazo durante la cosecha. También puede ser mucho más rentable que la compra de verduras en el supermercado. Las hortalizas se cultivan normalmente a partir de semillas o de plantas jóvenes de interiores y trasplantadas fuera, pero algunos vegetales, como el ajo, por ejemplo, ofrecen la posibilidad de iniciar nuevas plantas en un jardín.

Otras personas están leyendo

Ajo

El ajo es una planta perenne originalmente nativa de Asia que ahora se cultiva en todo el mundo. Las plantas de ajo pueden crecer hasta 2 pies (60,96 cm) o más, y los bulbos de la planta se cosechan con fines culinarios y medicinales. Cada bulbo contiene entre cuatro y 20 dientes; son los dientes los que se utilizan en numerosas cocinas en todo el mundo.

Plantación de dientes

Las plantas de ajo se reproducen por medio de la reproducción vegetativa en lugar de una producción sexual a través de la producción de semillas. Si alguna vez has dejado un ajo el tiempo suficiente para ver pequeños brotes verdes llamados fustes que sale de uno de los extremos, habrás visto la reproducción del ajo en acción. Un diente de ajo plantado en el suelo afuera rápidamente producirá fustes que se convertirán en plantas de ajo. Cada bulbo producido a partir de los fustes del diente tendrán las mismas características genéticas y sabor como el diente plantado.

Condiciones ideales de suelo

Además de simplemente plantarlos cerca, los productores de ajo también deben considerar las condiciones edafológicas y otras que inciden en la salud de las plantas de ajo. El ajo se debe plantar en el otoño temprano porque necesita un "trato frío" para llegar a la plena madurez. Planta el diente con el fuste hacia abajo y a una profundidad de alrededor de 3 a 4 pulgadas (7,62 a 10,16 cm). Los sucesivos dientes se deben plantar entre 6 a 8 pulgadas (15,24 a 50,8 cm) de distancia. Un pH del suelo de 6.2 a 7.0 impulsará el crecimiento de un ajo sano. Suplementa los nutrientes que tu tierra no tenga con abono o fertilizante según lo indicado por los análisis del suelo.

Cuidados a largo plazo

En los meses de verano, por lo general en julio, te darás cuenta de que las hojas inferiores de tus plantas de ajo comienzan a ponerse amarillas, lo que es una indicación de que el ajo está listo para ser cosechado. Retira los bulbos del suelo y deja que se sequen en un área sombría y bien ventilada durante unas semanas. Después de los bulbos de ajo se hayan curado, puedes eliminar la suciedad de la parte exterior del bulbo y ya está listo para ser comido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles