¿Qué sucede si no usas tus gafas protectoras en una cama de bronceado?

Escrito por aleksandra ozimek | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué sucede si no usas tus gafas protectoras en una cama de bronceado?
Usa gafas protectoras en una cama de bronceado por tu propia seguridad. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Cuando te bronceas de forma artificial en un salón, te entregarán un par de gafas especiales antes de entrar a la cama de bronceado. Es posible que no quieras usarlas considerando que al finalizar te queden las marcas de color canela alrededor de los ojos. Sin embargo, estas gafas sirven a un propósito importante. Son necesarias durante el bronceado artificial, ya que te ayudan a proteger los ojos contra cualquier daño.

Otras personas están leyendo

Propósito

La razón principal por la que te entregan un par de gafas protectoras al entrar en una cama de bronceado es para la seguridad de tus ojos. Estas gafas te protegen los ojos contra los dañinos rayos UV o ultravioleta, los cuales son los mismos que los UVA y UVB del sol, que son peligrosos. Usar gafas protectoras no es lo mismo que mantener los ojos cerrados. Tus párpados por sí solos no protegerán tus ojos contra estos rayos.

Necesidad

Puedes rechazar las gafas pensando que tendrás un "par de ojos de mapache", como afirma el sitio web tanning-advisor.com. Sin embargo, los párpados no se broncearán, ni te proporcionarán suficiente protección contra los rayos UV. Por lo tanto, debes usar esas gafas en una cama de bronceado. También puedes pensar que, puesto que no hay fulgor, no necesitas ni gafas, ni pantallas. Esto es engañoso: el hecho de que no halla brillo, no significa que los rayos UV de la cama de bronceado no sean peligrosos para los ojos.

Consecuencias

Cuando no usas las gafas en una cama de bronceado, expones a tus ojos a un peligro extremo. Al principio, tus ojos pueden no molestarte, pero con el tiempo, puedes desarrollar daños en la vista. Según la Comisión Federal de Comercio, una exposición prolongada a los rayos ultravioleta puede dañar la retina y la sobre exposición puede quemar la córnea. Como resultado, la exposición repetida causa que la lente se nuble y forme una catarata que, cuando no se trata, puede conducir a la ceguera. También puede acelerar la creación de arrugas alrededor de los ojos si la piel sensible se expone a los rayos UV.

Consejo de los expertos

La Administración de Alimentos y Medicamentos requiere que los centros de bronceado insten a sus clientes a usar gafas protectoras cuando se broncean en una cama. La exposición solar natural puede causar daño a los ojos también, pero en el sol sientes ardor, mientras que en una cama de bronceado tu piel puede permanecer fresca. Los rayos UV son más intensos en una cama de bronceado; por lo tanto, son más peligrosos que los rayos UV del sol.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles