¿Qué sucede cuando vas al gimnasio cuando estás enfermo?

Escrito por michael baker Google | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué sucede cuando vas al gimnasio cuando estás enfermo?
Puedes ir al gimnasio con un resfriado leve pero quédate en casa si tienes fiebre o congestión en el pecho. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Te has mantenido leal con tu resolución de Año Nuevo de asistir de forma regular al gimnasio cuando sientes la punzada de una garganta irritada o dolor de cabeza sinusal. ¿Es tu mala racha? Si te trata de un resfriado leve, es probable que puedas perseverar e incluso podrías sentirte un poco mejor después de tu viaje al gimnasio. Sin embargo, el gimnasio puede empeorar ciertos tipos de enfermedades, por lo que primero debes analizar cuidadosamente tus síntomas.

Otras personas están leyendo

Cuándo ir

El especialista en medicina y rehabilitación física de Mayo Clinic, Edward Laskowski, recomienda hacer ejercicio con tu enfermedad sólo si los síntomas permanecen "por encima del cuello". Estos incluyen síntomas tales como dolor de cabeza, dolor de garganta o congestión nasal. Debes permanecer lejos del gimnasio si tienes una tos severa, congestión en el pecho, náuseas, fiebre o dolores musculares. Además, debes mantener cualquier ejercicio por debajo o a una intensidad moderada, cuando estés enfermo, de acuerdo con el Consejo Estadounidense de Ejercicio o ACE (por sus siglas en inglés). Con los resfriados leves, puedes volver a la máxima intensidad unos días después de que los síntomas desaparezcan; pero para enfermedades graves como la gripe, debes renunciar a entrenamientos intensivos hasta un par de semanas después de que desaparezcan.

Efectos

El ejercicio moderado estimula tu sistema inmunológico ya que sus células se mueven a través de tu cuerpo más rápidamente durante y después de un entrenamiento, de acuerdo con ACE. También puede proporcionar un alivio temporal para la congestión nasal, dice Laskowski. Eso no significa que ir al gimnasio te ayudará a recuperarte más rápidamente de un resfriado. Un estudio realizado en 1998 en la Universidad Ball State indicó que mientras que el ejercicio ayudó a aliviar algunos de los síntomas de un resfriado; éste duró la misma cantidad de tiempo sin importar si alguien se ejercitaba o no. No hay evidencia de que se puede "sudar" un resfriado con ejercicio. El ejercicio intenso, por su parte, produce hormonas que bajan la inmunidad, haciéndote más susceptible a las infecciones.

Advertencia

Ir al gimnasio con congestión en el pecho puede causar problemas de salud potencialmente graves, según el especialista de la National Strength and Conditioning Association, Stew Smith. Hacer ejercicio con un resfriado de pecho pone una tensión en tu corazón, particularmente el levantamiento de pesas ya que eleva abruptamente la presión arterial, incluso cuando estás sano. Si vas al gimnasio con una infección de pecho moderada, es posible que salgas con bronquitis o incluso, neumonía, dijo Smith. Incluso cuando tu enfermedad está por encima del cuello, Laskowski recomienda tomar las señales de tu cuerpo y detener tu entrenamiento si los síntomas parecen empeorar durante el mismo. Si tienes alguna duda, consulta a tu médico.

Consideraciones

Una rutina de gimnasio requiere disciplina y si eso es un reto para ti, no querrás que un caso menor de un resfriado te proporcione una excusa demasiado fácil para que saltes innecesariamente el gimnasio. Cuando vayas, sin embargo, ten cuidado de no propagar tu enfermedad a otros clientes. Lávate las manos con frecuencia y limpia cualquier equipo cuando hayas terminado de usarlo o tal vez, haz ejercicio en casa en su lugar. Smith también te advierte de no descuidar beber mucha agua y alimentarte con frutas, verduras y carnes magras para ayudar a tu cuerpo a combatir la enfermedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles