Cultura y ciencia

Por qué el suelo es un recurso renovable

Escrito por jane smith | Traducido por enrique pereira vivas
Por qué el suelo es un recurso renovable

Por qué el suelo es un recurso renovable.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Un recurso renovable es uno que puede ser repuesto antes de que se agote el suministro existente. Si la reposición de un recurso en un estado utilizable cuesta más de lo que se hizo para producir o extraer el recurso en primer lugar, es efectivamente no renovable. Es importante desarrollar y utilizar técnicas que aceleren la reposición mientras sea rentable. Por esta razón, los esfuerzos para conservar y reemplazar el suelo tienen un gran valor. Los esfuerzos de prevención del compostaje, la lombricultura y la escorrentía del agua de una tormenta se combinan para hacer que la renovación del suelo sea más eficaz.

Otras personas están leyendo

Creación del suelo

El proceso de creación del suelo es la pedogénesis. Pedon es una palabra griega que significa "tierra". La pedogénesis ocurre cuando el viento, el hielo o la lluvia se combinan para recorrer las montañas, colinas y llanuras. Las partículas que varían en tamaño de granos microscópicos de arena a piedras lo suficientemente grandes como para calificar como colinas ellas mismas se lavan en los ríos y arroyos o son voladas por los aires. Una vez que se instala, esta materia no viviente se combina con los desechos orgánicos, incluyendo las plantas muertas y moribundas, la carne y huesos de animales, hongos y desperdicios de excrementos de diversos organismos vivos, para formar el suelo. El proceso de creación de los componentes inorgánicos del suelo puede tardar siglos en completarse.

Los descomponedores

Hay varios tipos de descomponedores. Los carroñeros incluyen a las moscas, cucarachas, avispas, gusanos, bagres, hienas, opposums, pavo, lagartos, escarabajos peloteros y cangrejos de río, así como muchas otras aves, insectos y animales. Los carroñeros se alimentan de plantas y animales muertos, lo cual acelera la descomposición. La descomposición es el proceso de convertir el material vivo de nuevo en los minerales esenciales que permiten que exista la vida. Algunos animales, como los escarabajos peloteros, existen específicamente para convertir los productos de desecho de otros animales de nuevo en un suelo. Las lombrices de tierra realizan la misma tarea para las plantas, desglosándolas y devolviéndolas al medio ambiente en forma de piezas ricas de fundición negra.

Lombricultura

La lombricultura es el uso deliberado de las lombrices para descomponer los productos de papel, recortes de césped, poda de árboles, vegetales y cáscaras de fruta, granos de café y hojas de té en el suelo. Según Mary Appelhof, autor de "Los gusanos comen mi basura", 2 libras (0,9 kg) de gusanos pueden comer 1 libra (0,45 kg) de alimentos cada 24 horas. Los gusanos producirán 7 pies cúbicos (0,19 metros cúbicos) de fundición cada cuatro a seis meses. La fundición de las lombrices son ricas en nitrógeno, fósforo y otras sustancias químicas esenciales y minerales.

Prevención de la escorrentía

Los esfuerzos para acelerar el proceso de creación del suelo serían inútiles si no se combina con la conservación del suelo. La conservación del suelo incluye los métodos de cultivo directo, el contorno y las terrazas de cultivos y la plantación de jardines tropicales, que son depresiones poco profundas plantadas con arbustos y pastos con cobertura vegetal. Los agricultores e siembra directa siembran en un surco bajo de 1 a 3 pulgadas (2,54 a 7,62 cm) en el suelo en lugar de la tradicional profundidad de siembra de 12 a 18 pulgadas (30,48 a 45,72 cm) utilizada a finales de 1800. Los cultivos de cobertura, como la corona de arveja, frijol de soya y otras leguminosas, ayudan a mantener el suelo en su lugar mientras el principal cultivo crece. El material de residuos de la planta se puede utilizar como alimento para animales o como combustible para otras operaciones de producción agrícola.

Los jardines de lluvia

La escorrentía de agua de una tormenta transporta grandes cantidades de suelo suspendido por grandes distancias. La acción abrasiva de las partículas en el agua, así como de guijarros, piedras y rocas, cavan los arroyos de una manera más profunda, arrastrando una mayor cantidad del suelo y de arena. Cuanto más lejos viaja la escorrentía, más daño puede hacer. Finalmente, cuando las aguas alcanzan una zona de nivel y el flujo disminuye, las partículas comienzan a instalarse, a partir de las rocas más grandes. Este asentamiento finalmente crea los deltas, zonas de tierra fértil depositadas por una corriente frenada justo antes de entrar en el océano. Estos deltas pueden alterar el curso de un río determinado, elevando el nivel del agua y provocando grandes inundaciones estacionales. Los jardines de lluvia plantados lejos contra la corriente pueden reducir drásticamente la cantidad de residuos llevados río abajo. Estos jardines atrapan el suelo y los residuos antes de que puedan entrar en las vías navegables al disminuir el flujo de agua. Esto evita la pérdida de la valiosa capa superficial del suelo y la productividad agrícola. La pérdida de capa superficial del suelo lleva a una necesidad de modificar el suelo local mediante el uso de fertilizantes orgánicos y químicos. Una absorción incompleta de estas enmiendas del suelo conduce a que la escorrentía agrícola sea barrida en los cursos de agua, creando un círculo vicioso. Los nutrientes en esta escorrentía roba las vías navegables de la capacidad de transportar oxígeno y puede conducir a la muerte masiva de peces.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media