Cómo sujetar un cuerno de ciervo a un cuchillo de caza

Escrito por jane smith | Traducido por nieves fragola
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sujetar un cuerno de ciervo a un cuchillo de caza
Es muy común personalizar un cuchillo de caza reemplazando su mango por un cuerno de ciervo. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Es muy común personalizar un cuchillo de caza reemplazando su mango por un cuerno de ciervo. Es una forma de mantener una pieza de tu trofeo contigo todo el tiempo, un recordatorio permanente de que la perseverancia tiene recompensa. Los cuchillos con capuchón que se atornilla en la punta son los más fáciles de convertir si no tienes experiencia previa en la fabricación de éstos.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cuchillo de caza con capuchón que se atornilla en la punta
  • Un cuerno de ciervo
  • Una cinta métrica
  • Un protector envolvente para los ojos
  • Una máscara antipolvo
  • Una sierra de arco
  • Un taladro eléctrico
  • Una broca del mismo grosor que la espiga de tu cuchillo
  • Epoxi para metal gris
  • Una cinta aislante
  • Una lima de tamaño y punta media
  • Un papel de liga de grano 120 y 220
  • Un paño para lustrar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Desatornilla el capuchón del mango de tu cuchillo. Mide la longitud de todas sus partes viejas entre el capuchón y la guarda. Resta el ancho de la arandela de cuero detrás de la guarda y enfrente del capuchón del extremo.

  2. 2

    Corta la sección de tu cuerno de ciervo que calce mejor con el largo de las piezas ensambladas del mango con una sierra de arco. Generalmente, se trata de una pieza que sea por lo menos tan larga como el ancho de tu mano y gruesa como para una empuñadura cómoda.

  3. 3

    Retira todas las partes del mango. Guarda la arandela de cuero de atrás de la guarda y la que está enfrente del capuchón.

  4. 4

    Utiliza un taladro eléctrico y una broca del mismo diámetro que el grosor de la espiga de tu cuchillo para hacer un agujero longitudinal a través del centro por todo el largo de tu cuerno. Utiliza el costado de la broca para estirar y ensanchar la ranura de la espiga que estás haciendo hasta que sea una horma ceñida para la espiga de tu cuchillo.

  5. 5

    Coloca la guarda del cuchillo y la primera arandela de cuero nuevamente en la espiga de tu cuchillo. Aplica epoxi para metal gris sobre toda la espiga y dentro de la pieza hueca del cuerno. Vuelve a ensamblar tu cuchillo colocando tu pieza de cuerno hueca, la segunda arandela de cuero y tu capuchón. Ajusta este último hasta que todas las partes estén ceñidas y no haya movimiento en las partes del mango. Deja que el epoxi se seque durante la noche.

  6. 6

    Cubre la espiga y el capuchón con cinta aislante para evitar rozaduras cuando lijes y limes tu mango. Usa una lima medio redonda y tamaño mediano para alisar la superficie del cuerno al nivel de las arandelas de cuero sin atravesar la cinta. Termina con papel de lija de grano 200. Lustra el mango de ciervo con un paño para dicho fin.

Consejos y advertencias

  • Según el fabricante de cuchillos Jay Fisher, el cuerno de ciervo es poroso, "y esto afecta la estabilidad. Los cambios repentinos en la humedad relativa... pueden provocar tal variación en el contenido de humedad que el material se encoja y quiebre desde los cabezales, guardas o pernos en horas".
  • El fabricante de cuchillos Gypsy Wilburn recomienda, "siempre utiliza protección envolvente para los ojos y una máscara antipolvo cuando taladres o cortes hueso".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles