Suministros para fabricar rosarios

Escrito por ryn gargulinski | Traducido por jane laury
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Suministros para fabricar rosarios
Rosarios (rosary image by Marek Kosmal from Fotolia.com)

La historia de los rosarios se remonta al siglo 12, cuando Santo Domingo tuvo una visión con María en la que ella le da un rosario, de acuerdo al sitio web de Rosarios personalizados. Los rosarios se han utilizado para la oración y la mediación desde entonces. Hacer tu propio rosario es una manera de adaptarlo y personalizarlo como un regalo para tí mismo.

Otras personas están leyendo

Crucifijo

El componente más grande del rosario es el crucifijo, que cuelga de una cadena de perlas desde el cuerpo principal del rosario. El crucifijo puede ser simple o adornado y está hecho de diversos materiales. El tamaño del crucifijo también varía, dependiendo del tamaño del resto del rosario. Muchos de ellos son de por lo menos 1 pulgada de largo (2.5 cm). Los crucifijos pueden ser de madera, plástico, plata, oro, níquel, plata bermeja u otros metales. Algunos brillan en la oscuridad.

Perlas y pernos de ojo

Las perlas son obligatorias para hacer un rosario, con cada perla generalmente se necesita un perno de ojo para fijarla al lugar. Los rosarios católicos tienen 59 perlas y cada perla representa la declamación de una oración. Las perlas son pequeñas, usualmente de 6 a 8 mm, y están hechas de varios materiales. Pueden ser de vidrio, cristal, metal, madera, plástico, cerámica o incluso rosas o pétalos de una flor que han sido pulverizados y mezclados con arcilla. Los pequeños pernos de ojo metálicos sostienen las perlas juntas, uniéndolas con los extremos de los pernos que sobresalen a los lados de las perlas y se doblan como bucles.

Pieza central

La pieza central del rosario es un medallón pequeño que conecta la cadena del crucifijo al cuerpo central del rosario. Las piezas centrales usualmente tendrán tres hoyos, uno en cada esquina superior y una en la parte de abajo, para hacer las conexiones. Las piezas centrales pueden representar algún santo, figuras religiosas y símbolos. Muchos son metálicos, pero también pueden ser esmaltados o de otros materiales. Algunas incluyen ilustraciones a colores puestas en marcos de metal, mientras que otros diseños son grabados directamente en el metal. El tamaño de la pieza central normalmente es de 1 pulgada o menos, (2.5 cm), y usualmente está adherida con cada lado del cuerpo del rosario y a la cadena del rosario a través de tres aros, uno en cada hoyo.

Cadena

El rosario también necesita una pequeña sección de cadena que cortarás en piezas aún más pequeñas e interpondrás entre las perlas. Una cadena de unas 8 pulgadas (20 cm), usualmente es suficiente, córtala en 14 secciones iguales de cerca de 4 o 5 eslabones cada una. Una sección pequeña de cadena conecta cada esquina de la pieza central a la parte superior del crucifijo, y es intercalada a través del cuerpo del rosario, dividiendo las perlas en secciones de 10 perlas cada una.

Herramientas

Las únicas herramientas que necesitarás para hacer un rosario son un par de alicates y un par de tijeras. Unos alicates con puntas agudas funcionan mejor para doblar los pernos de ojo y los aros. Necesitarás las tijeras para cortar la cadena en secciones más pequeñas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles