Suministros para el Super Tazón

Escrito por reagan alexander | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Olvida el juego, la fiesta es lo único que cuenta.

Suministros para el Super Tazón
No te conviertas en estos chicos que van al Super Tazón. Una sábana, perros fríos y un estacionamiento vacío. Prepárate para el juego. (Matt Ludtke/Getty Images Sport/Getty Images)

El fútbol americano no es el único entretenimiento del día, la comida también lo es. Aunque a ti y a tus invitados no les importe quién gane o quién pierda, cuiden que no falte un buen suministro para todo el día.

— Chef Kyle Rourke, taberna y rosticería Red Star

Se trata del domingo que opaca al resto de domingos. No es un día común pero sí se trata de una festividad estadounidense no oficial que esperan de forma rabiosa los jugadores, los fans, los expertos en gastronomía y los ejecutivos de publicidad por igual. El campeonato anual que culmina la temporada de fútbol americano que (por fortuna) comenzó a finales del verano pasado es más que números romanos seguido de las palabras que se pudieran usar para describir tu ensalada favorita o los recipientes en los que sirves tu cereal. Se trata de la competencia de circuito de la era moderna que se ha convertido de forma cuestionable en el evento deportivo más grande del mundo. Es el Super Tazón y, sin tomar en cuenta el hecho de que esencialmente recibió su nombre a partir de un juguete infantil, se mantiene fiel a sus enormes raíces. El juego mismo puede generar una celebración unilateral que no solo vale la pena ver después del pretencioso espectáculo de medio tiempo sino de la fiesta del Super Tazón que ha evolucionado aún más el juego actual y debe rendir homenaje al hecho de que los patrones en todo el país abran sus puertas el lunes en la mañana esperando a sus empleados con lagañas en los ojos, el estómago lleno y con dedos de espuma. Ya no puedes comprar papas, salsa, una cerveza bien fría ni pedir tu pizza, sólo porque se trate de un día en el que no se sabe qué va a pasar en el campo de juego. Es navidad sin regalos, el día de acción de gracias sin el pavo, el festival de calzado de piel de cerdo, la verbena de la parrilla y el festín de St. Lombardi.

Sólo gana, amigo

Suministros para el Super Tazón
Es un día para los campeones, así que enorgullécete de Lombardi. (Vernon Biever/Getty Images Sport)

Tomando en cuenta que la compra de la comida durante la temporada regular es como jugar a la defensa en el cuarto cuarto para cerrar el juego. En esencia no tienes nada qué perder.

Un menú inspirado es todo lo que te separa de la dinastía de la fiesta del Super Tazón y de la debacle de éste. La comida para llevar y los nachos pudieron haberte ayudado en tu juventud y en tus días más pesados cuando tu paladar era tan refinado como tu afición por la pintura corporal y facial pero ya no es un juego para niños.

De los 32 equipos que comenzaron la temporada, dos llegarán al juego de campeonato, lo que significa que es probable que tú y tus invitados encuentren una forma efectiva para ganar el trofeo Lombardi. En el caso de tus invitados, algunos van a ver el juego, la mayoría van a ver los anuncios, algunos querrán ver otro error de vestuario en el medio tiempo pero todos querrán comer.

"Ganar no lo es todo; es lo único" aplica tanto en tu cocina como a lo que hacen los jugadores en el campo de juego.

"El fútbol americano no es el único entretenimiento del día, la comida también lo es", dijo el chef Kyle Rourke de la taberna y la rosticería Red Star de Portland. "Aunque no te importe quién gane o pierda, tú y tus invitados cuidarán que no sobre ni falte nada para todo el día".

Es el día que acapara el picado y el tentepié pero el curso principal puede ponerte en una situación rara de Don Shula después del Super Tazón VII, no sólo como vencedor sino como invicto y subiéndote a los hombros de los que te rodean. Es una vez al año, el momento de ignorar el sonido del canto de la sirena de los hot dogs y de las hamburguesas, de las papas y de la salsa y de recibir a tu anfitrión y glotón interno hasta el punto en el que logras que Gordon Ramsay parezca un cocinero mordaz, malhumorado y humilde.

Ofensiva: la bebida

Suministros para el Super Tazón
El Super Tazón no permite tomar malas decisiones. Supérate con las bebidas. (Rick Stewart/Getty Images Sport/Getty Images)

El fútbol americano y la cerveza van de la mano y pueden pero no significa que tengan que ver con el retraso en la creatividad más allá de las libaciones que nos preocupan, en especial en un día en el que te van a invadir los anuncios publicitarios de latas que te dicen cuándo las tienes que beber.

¿Cuándo se convirtió el aluminio en el mandón?

Para algunos, tener una cerveza mientras ven el fútbol americano es un ritual en norteamérica tan arraigado como las felicitaciones y el uso de la palabra "literalmente" cuando en realidad queremos decir "de forma figurativa", pero ¿por qué darle importancia a los lúpulos y a la cebada?

La cerveza es esencial para la temporada regular y un bar tan limitado te dejará tan avergonzado como la seguridad de Eugene Robinson en Atlanta en la víspera del Super Tazón XXXIII.

El cantinero en jefe de la taberna Red Star, Brandon Lockman, ideó recetas de bebida que no sólo son deliciosas sino que también celebran las distintas personalidades divergentes de los quarterbacks contrarios que se enfrentan una y otra vez en la etapa deportiva más grande del mundo.

EL MANNING FACE

"Una oda a las raíces de Eli Manning en Nueva Orleans", dijo Lockman. "Al igual que su famoso gato agrio".

2 oz (60 ml) de whisky de Sazerac y centeno

1 oz (30 ml) de jugo de limón recién exprimido

3/4 oz (22,5 ml) de jugo de lima recién exprimido

1/2 oz (15 ml) de jugo de naranja recién exprimida

3/4 oz (22,5 ml) de jarabe de goma

Mezcla todos los ingredientes y sirve en las rocas. Decora con una cereza al brandy.

EL METROSEXUAL

"Un asentamiento pulcro para el sentido de la moda bien reconocido de Tom Brady", dijo Lockman con una risa ahogada. "Al igual que su ardiente esposa supermodelo brasileña".

1 1/2 oz (45 ml) de cachaca de Leblón

1 oz (30 ml) de Cointreau

3/4 oz (22,5 ml) de jugo de limón recién exprimido

1 oz (30 ml) de jugo de arándano blanco

Mezcla todos los ingrdientes en el agitador de coctel con hielo y agita (sin revolver) de forma vogorosa durante 12 segundos (es el #12, ¿entiendes?). Sirve en una copa de martini y decora con una espiral de limón extra grande.

Defensa: la comida

Suministros para el Super Tazón
Una panza de cerdo poco rostizada es un ganador probado. (FoodPix /Getty Images)

En caso de que te descuides y haya un brindis en el medio tiempo, necesitas tener algo que ofrecer y ciertamente mantener a los DDs felices.

He aquí a un artista de autoridad para tu fiesta...

Cerdo casero a la parrilla con glaseado de café ancho del chef Kyle Rourke.

Cerdo casero.

Ingredientes:

1 cerdo casero mediano, cortado

4 cuartos de stock de cerdo

1 cuarto de mirepoix finamente picado

6 dientes de ajo picado

10 granos de pimienta

5 ramitos de tomillo

3 tazas de sake

5 chiles secos mexicanos

4 cuacharadas de grasa de tocino crujiente o de aceite de semillas de uva

Procedimiento:

Calienta una sartén grande a fuego alto y después agrega la grasa. Debe brillar y tener viscosidad en el agua.

Agrega el mirepoix y comienza a caramelizarlo. Reduce el calor y mezcla con frecuencia.

Cuando las verduras estén caramelizadas, agrega el ajo, el grano de pimienta y el tomillo. Tuesta y después desglasa con el sake. Reduce hasta que esté casi seco.

Agrega el stock de cerdo y los chiles y ponlo a fuego lento

Agrega el cerdo casero, tápalo y ponlo en el horno a 250 grados (121 grados Centígrados) por aproximadamente 4 horas. Debes ser capaz de penetrar fácilmente en la panza con el cuchillo. Quita la panza con cuidado y pon una hoja en la charola. Pon un pedazo de papel encerado sobre la panza y después otra hoja en la parte superior de la charola. Pon algo pesado en la parte superior y congela por completo en el refrigerador.

Glaseado

Ingredientes:

4 cuartos de panza de cerdo en agua hirviendo a fuego lento

1 cuarto de jarabe de caña de azúcar Steen

8 chiles anchos secos tostados y con semilla

4 chalotas rebanadas

2 cucharadas de cinlantro entero tostado

1/2 taza de granos de café a medio picar

1 cuarto de vinagre de vino de arroz

Procedimiento:

Presiona el cerdo en el agua hervida en un recipiente para stock de 6 cuartos y reduce a la mitad. Agrega el Steen, el vinagre, la chalota, el cilantro y reduce en una cacerola de hierro colado. Seca los chiles anchos tostados y después haz un puré en el triturador de especies. Ponlo a un lado.

Reduce el agua en aproximadamente un cuarto y presiona. Aumenta el polvo del chile ancho y los granos de café.

Ajusta el glaseado con un poco de jugo de lima o vinagre en caso de que esté muy dulce.

Acabado

• Consigue una parrilla limpia y caliente. Luego coloca la panza de cerdo en una tabla de cortar y rebánala a la mitad de su longitud.

• Corta una tira de 2" (50,8 mm). Corta la grasa a la cantidad que desees.

• Sazona la panza con sal y pimienta y ponla en una parrilla caliente.

• Voltéala una vez y cepíllala con el glaseado, después vuelve a voltearla para que quede un poco rostizada. Repite en el otro lado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles