Suplementos de regeneración del nervio y lesiones de la médula espinal

Escrito por larry armstrong | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Suplementos de  regeneración del nervio y lesiones de la médula espinal
La lesión de la médula espinal puede ser ayudada con el uso de suplementos dietéticos. (Wirbelsäule - Computertomographie image by Daniel Schmid from Fotolia.com)

Cada año, miles de estadounidenses sufren lesiones de médula espinal, principalmente como resultado de accidentes automovilísticos y caídas. Los efectos de este tipo de lesiones pueden variar de leves a profundos. Se están realizando investigaciones para determinar cómo tratar la médula espinal dañada, ya que los efectos de la lesión de la médula espinal a menudo duran toda la vida. Algunos suplementos conocidos para ayudar a los nervios y las células nerviosas están siendo investigados.

Otras personas están leyendo

Lesión médula espinal

La médula espinal es responsable de la transmisión de información entre la periferia y el cerebro. Las señales sensoriales son llevadas al cerebro, mientras que las señales motoras se realizan desde el cerebro. Estas señales son transportadas en las fibras nerviosas hacia arriba y abajo de la médula espinal. Cuando una persona sufre una lesión de la médula espinal, estas fibras nerviosas se interrumpen. Las señales, por lo tanto, no pueden pasar más allá del punto de interrupción, lo que significa que los pacientes con una lesión de la médula espinal tienen algún grado de deterioro sensorial y motor por debajo del sitio de la lesión.

Regeneración nerviosa

La mayor parte de la investigación se centra en tratar de regenerar las fibras nerviosas dañadas dentro de la médula espinal después de una lesión en la misma. Si esto se puede lograr, entonces las fibras nerviosas dañadas pueden restablecer la función que se perdió después de la lesión. La investigación sobre la regeneración del nervio sigue esencialmente dos vías principales: mantener con vida las células nerviosas después de una lesión y regenerar las fibras nerviosas muertas o dañadas. Varias técnicas están siendo investigadas para lograr estos fines, como las nuevas técnicas quirúrgicas, diversos productos químicos o terapias de dispositivo, como la estimulación eléctrica.

Vitaminas B

Ciertas vitaminas B, como la B-6, B-9 y B-12 tienen efectos significativos sobre las neuronas y la fisiología del sistema nervioso. La vitamina B-6, que comprende los productos químicos piridoxamina, el piridoxal y la piridoxina, es crucial en la fabricación de la serotonina y la dopamina, dos neurotransmisores importantes. La vitamina B-6 también se ocupa de la neuropatía, el dolor crónico y la enfermedad de Parkinson, aunque el mecanismo no se entiende bien. La vitamina B-9 o ácido fólico es importante para el desarrollo de la médula espinal fetal. Los niveles inadecuados de ácido fólico maternos pueden hacer que el bebé nazca con el defecto congénito conocido como espina bífida, en el cuál la médula espinal se desarrolla fuera de la columna vertebral. La función de la vitamina B-12, o cobalamina, es más evidente cuando está ausente en la dieta. Esto lleva a mayor dificultad para caminar y la espasticidad y debilidad en las piernas. Más deficiencia severa puede conducir a la disfunción genital y urinaria.

Ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos omega-3 producen químicos como DHA y EPA. De acuerdo con el Journal to Neuroscience, se sabe el DHA y EPA afectan la función del cerebro y pueden ayudar a tratar la enfermedad de Alzheimer, el TDAH y la psicosis. Los estudios realizados por A.T. Michael-Titus, publicados en 2007 en la revista "Prostaglandinas, Leukotrines y ácidos grasos esenciales", utilizaron los ácidos grasos omega-3, especialmente el DHA, en animales con lesión de la médula espinal experimental y demostraron que este suplemento puede retardar el daño a los nervios si se administra inmediatamente después de la lesión espinal. Esto fue apoyado por otro estudio realizado en animales por VR King, et al., publicado un año antes en el "Journal of Neuroscience", que demostró que la administración de ácido graso omega-3 puede proteger las neuronas espinales después de un daño grave. Los investigadores están ahora determinando si este mismo efecto se puede lograr en los seres humanos con un SCI.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles